Muchas gracias "Mafioso" y muchas gracias, César

Ampliar Portada


Muchas gracias "Mafioso" y muchas gracias, César

  • GÓMEZ DEL PILAR: (de España; rosa y oro): Bajonazo (SALUDOS DESDE EL TERCIO); dos pinchazos, estocada trasera y seis descabellos. Aviso (SALUDOS DESDE EL TERCIO PROTESTADOS); estocada caída (VUELTA TRAS PETICIÓN).
  • MATHIEU GUILLON: (de Francia, nuevo en esta plaza; Gris plomo y oro): Dos pinchazos y estocada (SILENCIO); Media estocada trasera y tendida, estocada casi entera trasera y dos descabellos (SILENCIO); Estocada casi entera (SILENCIO).
  • MILAGROS DEL PERÚ: ( de Perú, nueva en esta plaza; Verde y oro): Cogida en su primero novillo, lo que le impide continuar la línea. Parte médico: Herida por asta de toro en región glútea izquierda, con una trayectoria hacia dentro de 20 cms. contorneando región sacrocoxígea y perforando el recto en un trayecto de 3 cm. Se practica sutura de recto y colocación de drenaje. Intervenida en la enfermería bajo anestesia general, se traslada a la Clínica La Fraternidad. Prognóstico grave. Fdo. Dr. García Padrós.

Fuimos hoy a la plaza a ver la última de las novilladas del Ciclo “Ocho Naciones” y fue una tarde como otra cualquiera. Como siempre, hablar de las novilladas en Madrid es hablar siempre de lo mismo. Si se releen las crónicas de todo el ciclo o casi todas las de la temporada venteña podrán dar cuenta de ello. Prácticamente todos los novilleros vienen igual. Igual de mal, claro. Sin colocarse como es debido, sin conocer los terrenos, sin templar, sin matar adecuadamente. Y muchos de ellos sin ganas. Algunos se preguntarán luego por qué no los repiten en Madrid” ¡Qué injusta es la afición madrileña!”, pensarán muchos. Pero, en general, suspenso para todos. La única que no suspendió esta tarde fue Milagros del Perú, porque no la vimos. En su primer novillo, el tercero, se fue a portagayola y fue arrollada. Una vez en el suelo, el novillo, fue a por ella y la corneó. Tuvo que entrar en la enfermería y no pudo continuar la lidia. Una pena. Era la segunda mujer que toreaba esta temporada en el coso venteño y me apetecía verla, pero me quedé con las ganas. Desde aquí aprovecho para desearla una pronta y breve recuperación de su cornada. Mucho ánimo, Milagros del Perú.

Novillada 25 septiembre El suspenso de esta tarde ha sido para Gómez del Pilar y para Mathieu Guillon. Ninguno de los dos ha estado a la altura esta tarde en Madrid con los tres novillos que ha lidiado cada uno por la cogida de su compañera. Gómez del Pilar, acompañado de muchos aficionados de autobús en los tendidos, ha sido declarado el ganador del Certamen “Ocho Naciones”, aunque no entiendo muy bien por qué. Para mí, el premio tendría que haber quedado desierto. Creo que no pasa nada porque el premio quede desierto, si no ha habido nadie merecedor de él, ¿no? El madrileño ante el que abrió plaza estuvo soso. Muy soso. El novillo, durante los primeros tercios cabeceaba mucho, por estar algo flojo y se le hicieron las cosas mal en varas. Debido a esto en la muleta protestó y cabeceó y como Gómez del Pilar no supo corregirle el error, tras varios avisos, le lanzó a los aires, sin mayores consecuencias. Mató de un bajonazo. Y aun así, le sacaron a saludar. Incomprensible. El tercer novillo de la tarde, Mafioso, le correspondía a Milagros del Perú, pero al estar cogida, le tocó su lidia a Gómez del Pilar. Este muchacho se debe estar tirando de los pelos. Vamos, yo en su lugar estaría así. Se le ha ido sin torear el que quizá sea uno de los mejores novillos que han pasado por Madrid esta temporada. Un novillo de dos orejas, que iba despacito, suave, con el hocico en la arena, sin hacer ningún extraño, noble como él solo. Un novillo de dos orejas. Bien, pues el madrileño perdió la ocasión de su vida. Inició la faena de muleta de rodillas. Le dio varias tandas por la derecha, muy aclamadas desde los tendidos, pero que no eran buenas. Siempre al hilo del pitón y con medios pases. Pasó la muleta a la izquierda, y Mafioso todavía iba mejor. Pero Gómez del Pilar, o no lo vio o no supo sacarle los naturales que el novillo nos quería regalar. Gracias a Dios, mató mal, porque si no, hubiera cortado una oreja penosa, muy penosa. Y lo dicho, que supongo que se estará tirando de los pelos por dejar pasar una oportunidad así en la primera plaza del mundo. Y si no se está tirando de los pelos, allá él. Yo sí que me estoy lamentado, porque no nos dejó ver al fabuloso novillo como nos hubiera gustado verlo. No nos dejó disfrutarlo como hubiéramos querido. Gómez del Pilar, mató el quinto de la tarde (que correspondía al segundo de su lote) y en este me aburrí sobre manera. Fue en el que estuvo peor. Aburriendo al tendido y ahogando al novillo constantemente. Es verdad que fue el más parado, pero no para que él estuviera tan mal como estuvo. Soso, aburrido, insípido. Aun así, a los seguidores del novillero les debió gustar mucho, porque le pidieron una oreja que, gracias a don César Gómez, no paseó. Pero el que sí se paseó fue él, dando una vuelta al ruedo. Tras ella, los seguidores del novillero le pidieron una segunda vuelta al ruedo. Pero señores, ¿dónde estamos? Que esto es Madrid. Tras la vuelta, los que habían pedido la oreja abroncaron al palco por no concederla y la afición de Las Ventas aplaudió a don César por hacer lo correcto. Muchas gracias, presidente, muchas gracias.

Novillada 25 septiembre Otros tres novillos lidió el francés Guillon, por la cogida de Milagros del Perú ¡Ay, madre mía!, ¡qué mala tarde nos dio el francés! El primer novillo de su lote tuvo desde el principio una embestida un tanto bronca y una vez más al animal se le hicieron las cosas fatal. Para meterle al caballo le dieron mil y un capotazos. Y luego el piquero, con muy mal manejo del caballo, picó mal. Lo de siempre. El francés cogió los palos y banderilleó. Siempre a toro pasado. Con la muleta, más de lo mismo. Toreando a media altura a un novillo que pasaba con la cara alta, lo que hacía que el novillo le molestara. Mal colocado. Muy despegado. Sus otros dos oponentes, el segundo de su lote, que hizo cuarto y el que cerró plaza, que correspondía al lote de Milagros del Perú, fueron los novillos más grandes de la tarde. Estas dos faenas las analizo juntas porque son dos faenas calcadas. Son dos ejemplos de “ni quiero, ni puedo”. Pues eso. Para empezar, ni quiso coger los palos en ninguno de estos dos novillos, quizá los viera muy grandes, muy “toritos”, o quizá no tuviera ganas. O quizá es que, visto como las puso en su primero, fue consciente de que no lo podía hacer mejor y pasó de coger los palos. No sé. Pero, ¿son formas de venir a Madrid? Pues no, no son formas. Y ni pudo, porque estuvo todo el rato mal colocado, toreando a media altura, perdiendo pasos, bailando, dudoso, sin saber qué hacer y con el miedo muy a flote. Esta tampoco es forma de venir a Madrid. Para venir a Madrid hay que venir queriendo y pudiendo. Para venir a Madrid hay que venir ya aprendidos y con muchas ganas.

Y esto es el resumen del festejo de hoy. Para terminar, tendré que dar las gracias. Gracias a Mafioso, el tercer novillo del festejo, por alegrarme la tarde de hoy, por hacerme soñar con esos naturales que tenías guardados y que no pude ver en el ruedo porque tu estoqueador no lo supo hacer bien, pero que mi imaginación si vio y aplaudió. Por ser noble, por ser novillo de dos orejas, aunque te las llevaras puestas ¡Gracias, Mafioso! Y también las gracias a don César Gómez, presidente del festejo de hoy, por no conceder la oreja (que hubiera sido baratísima) en el quinto novillo de la tarde. Presidente, muchas gracias, porque en estas cosas, devolvemos a nuestra plaza de Madrid ese rigor y ese mínimo que exigimos los aficionados y que ayer no se habían cumplido bajo ningún concepto. Muchas gracias, Mafioso y muchas gracias, César.

Comparte esta publicación

Te Recomendamos