Muy buena tarde de David Mora

Ampliar Portada


Muy buena tarde de David Mora

  • IGNACIO GARIBAY: (gris perla y oro). Bajonazo. Un aviso. (SILENCIO). Dos pinchazos, un pinchazo hondo y descabello (SILENCIO).
  • FRANCISCO JOSÉ PALAZÓN: (vainilla y oro). Pinchazo y dos descabellos (SILENCIO). Estocada. Un aviso. (SALUDOS DESDE EL TERCIO).
  • DAVID MORA: (blanco y oro). Pinchazo y estocada trasera. Un aviso (VUELTA AL RUEDO). Estocada algo perpendicular (OREJA).

Por fin podemos decir que hemos disfrutado de una tarde de toros en Madrid. Parece mentira, pero pocas tardes, muy pocas, salimos de la plaza como este lunes: contentos, hablando de lo que había pasado, comentando lo que David Mora nos había hecho disfrutar. Pero vamos a dejar lo bueno para el final.

15 agosto Francisco José Palazón venía a confirmar esta tarde a Madrid. El toro de su confirmación fue el más flojo de toda la corrida, pero eso no era excusa para que no se pusiera a torear en toda la faena. Además, desde el callejón, deberían decir a Palazón que a los toros hay que matarlos por arriba, con la espada y no a base de pinchazos y descabellos. En el segundo de su lote lo único que hizo fue un saludo a base de verónicas que gustaron en los tendidos. En la muleta, más de lo mismo, siempre sin estar colocado, con enganchones, sin templar, toreando de abajo a arriba… No obstante, esto, unido a una estocada, le sirvió para que saliera a saludar y que ese saludo fuera protestado desde el tendido.

v Ignacio Garibay estuvo peor que nunca. En su primero estuvo sin estar, al hilo del pitón y con trapazos enganchados siempre. En su segundo estuvo igual que en su primero. Sinceramente le vi como un novillero que viene por primera vez a la primera plaza del mundo. Y también decir que a ver si alguien de los que va con Garibay le explica cómo hay que colocarse al quite durante el tercio de banderillas, porque el pobre ni una vez se colocó donde debía. Siempre mal colocado. Desde los tendidos varias veces se le recriminó esa mala colocación, pero él hizo oídos sordos a todo ¡Gracias a Dios que no pasó nada a ninguno de sus compañeros!

Y llegó David Mora y llegó lo mejor. Se pasaron el resto de males. Ya en el segundo toro gustó con un buen quite por gaoneras. Fue la primera pincelada de la tarde. En su primer toro nos regaló un saludo por verónicas con mucho gusto que caló en los tendidos. En la muleta tenía un animal complicado, tenía una embestida muy irregular, cuando le citaba, a veces iba y a veces no, pero David estuvo siempre ahí, colocado en su sitio, desde donde se debe citar al toro, aguantando, templando al ritmo que el animal imponía. Me agradó muchísimo el temple y la buena colocación que tuvo durante toda la faena. Muy seguramente, si no hubiera matado mal, podría haber cortado la primera oreja de la tarde.

15 agosto Antes de continuar con Mora, quiero hacer una mención a su cuadrilla, porque lleva una cuadrilla excelente, compuesta por Félix Jesús Rodríguez, José Ignacio Rodríguez “El Puchi” y Víctor Manuel Martínez. En los dos toros del lote de Mora se le hicieron muy bien las cosas, muy bien lidiados por Félix Jesús en el tercero y por “El Puchi” en el sexto y Félix Jesús y Víctor Manuel Martínez se desmonteraron tras parear al sexto. Y desde estas líneas aprovecho para poner el ejemplo, más particularmente, de Félix Jesús Rodríguez, porque siempre está impecable en todas sus actuaciones, ya sea en la brega o en banderillas, y además siempre va impecablemente vestido. A ver si muchos toman nota y aprenden como se debe venir vestido a Madrid.

Mora, al último de la tarde le saludó, nuevamente, con verónicas, pero de mayor calidad que las de su primero. Le llevó al caballo de forma impecable. En banderillas se le lidió muy bien. Empezó su faena con la derecha. Desde el principio estuvo muy asentado con su oponente. Toreando despacio, templando, con la mano baja. Tandas cortas, intensas, con algunos pases de pecho espectaculares. Al pasarse la muleta a la izquierda el toro parecía que era más tardón, pero aun así, Mora sacó muy buenos naturales, que sirvieron para levantar al público de los tendidos una vez más. Volvió con la diestra y otra vez la gente en pie. Y cuando ya pensábamos que esto se acababa, antes de entrar a matar se pasó la muleta a la zurda y nos dejó los mejores naturales de toda la tarde. Al igual que en su primero, para ir terminando, quiero destacar otra vez, la buena colocación que siempre tiene, el temple que muestra ante todos los toros y esa manera que tiene de citarlos. Así si se torea, David. Lástima que la espada no fue correcta, pero aun así cortó una oreja muy importante en Madrid, una oreja muchísimo más válida que las que han cortado algunos de sus compañeros a lo largo de la temporada venteña.

David Mora nos ha dejado hoy un ejemplo de cómo se torea, de cómo se tiene que estar en la plaza de Madrid, un ejemplo de cómo se deben cuidar los toros a lo largo de la lidia, tanto por el matador como por su cuadrilla, un ejemplo de cómo hacer disfrutar a los aficionados. A David Mora y a su cuadrilla: Muchas gracias.

Comparte esta publicación

Te Recomendamos