Ni bien ni mal

Ampliar Portada


Ni bien ni mal

  • PIVAN ABASOLO: De azul oscuro y oro, con 21 actuaciones el pasado año y 5 en el presente. En la suerte contraria, 2 Pinchazos y ½ estocada, recibiendo un aviso SILENCIO. En la misma suerte 2 pinchazos y entera. SILENCIO.
  • ANGEL PUERTA: De rosa palo y oro, con las mismas actuaciones la temporada pasada y 10 en lo que va de ésta, en suerte contraria 1 pinchazo y al natural un bajonazo. Sale a SALUDAR a sus allegados. En suerte contraria estocada. SILENCIO.
  • JESUS CHOVER: Con solamente 2 paseíllos en su haber el año anterior y ninguno en éste hace su presentación en el Coso Venteño. Suerte natural estocada caída saliendo el acero. VUELTA AL RUEDO por su cuenta protestada. Suerte natural 4 pinchazos, una ½ y 12 descabellos siendo prendido en el último intento y trasladado a la enfermería. 3 AVISOS.

Día 16 de septiembre Había ganas de volver a ver en Madrid los bonitos pelajes y el comportamiento de los novillos vazqueños de Concha y Sierra. Un tesoro cinegético que debemos conservar. Encaste que antaño se destacaba por emplearse en el caballo y que hoy, por desgracia, para los que apreciamos esta suerte tan en desuso y que creemos que es donde se pone de manifiesto la bravura del astado, no hemos presenciado. La novillada ha salido noble y con un punto de casta en alguno de los novillos. Si es lo que busca el ganadero en la selección lo ha conseguido; pero la línea que separa la nobleza de la mansedumbre es tan fina, que una vez que se traspasa tiene muy difícil marcha atrás y más en una ganadería tan corta, que no tiene posibilidad de refresco si se quiere mantener la pureza del encaste. El campo bravo tiene unos cuantos ejemplos de esto. Otra de la circunstancia preocupante de la que hemos sido testigos es la justeza de fuerzas de algunos de los ejemplares lidiados. El respeto de la plaza hoy a este mítico encaste ha sido máximo, al no protestar y cuando se ha hecho no ha tenido la vehemencia de otras ocasiones. Tiene trabajo todavía D. JOSÉ LUIS GARCÍA PALACIOS para recuperarlo ¡Ánimo ganadero! Que encastes como el suyo hacen falta en el Mundo del Toro.

De los actuantes voy a empezar por el último de la terna: JESÚS CHOVER. Siendo el más novel de los tres y con menos bagaje en su esportón, ha estado muy por encima de sus compañeros de terna. Y ¿por qué? Porque ha venido con ganas, con personalidad, valiente… En una palabra en NOVILLERO. Ha querido agradar desde el primer lance a su primero, rodilla en tierra. Nos ha enseñado el burel, poniéndolo de largo en el caballo. No ha dejado que le comieran el terreno en los quites. Con los rehiletes dejó dos buenos pares a su primero, andando en la cara del novillo y dándole ventaja. Aquí quizá le sobró el detalle de romper las banderillas en el último par. En la muleta evidenció la falta de rodaje, debido a su falta de actuaciones, estando fuera de cacho en la mayor parte de las veces, metiendo pico y rematando para las afueras sin cargar la suerte en ningún momento. Su bisoñez le hizo cometer dos errores: intentar brindar el novillo sin pedir antes permiso a la presidencia y sobre todo dar una vuelta al ruedo después de una faena sin ligazón y matar de un bajonazo. Tome nota, en la Ventas ¡NO!

En su segundo, igualmente quiso agradar, siendo prendido sin consecuencias a la salida del tercer par, también con los rehiletes partidos. Con la muleta no se acopló a la embestida del novillo y con la espada y el descabello nos dio un recital de cómo no se deben hacer las cosas. Su inexperiencia le hizo descomponerse y ser prendido en dos ocasiones que le mandaron a la enfermería y recibir los tres avisos. Desearle un pronta recuperación y volver a verle en Madrid pero más templado. Se lo ha ganado.

Día 16 de septiembre A ANGEL PUERTA (el más placeado de la terna) le pudimos ver en el primero de su lote algún natural suelto templado, intentando bajar la mano. Con la derecha, una tanda. Al matar de un bajonazo no se debe salir a saludar. Con el quinto, después del primer pase que le puso el novillo el pitón en el hombro, estuvo desconfiado, dando pases sin ninguna ligazón. Probablemente esto ocurrió por la mala lidia recibida, al igual que le paso con el primero de su lote. Debe de implicarse y mandar más en su cuadrilla.

IVÁN ABÁSOLO parecía que lo tenía todo hecho. No demostró ganas y parecía no tener ilusión. Lo único interesante, el tercio de quites en el tercero y poco más. Con la muleta desconfiado, despegado, “pata p’atrás” y no estando quieto en el embroque. Mala imagen nos ha dejado en esta actuación.

En resumen, una tarde en la que salimos de la plaza sin poder decir que NI BIEN, NI MAL. Que no fue el tedio de otras tardes, que el ganado cumplió sin más y que hubo un novillero que quiere que se hable de él. Ojalá lo consiga.

Comparte esta publicación

Te Recomendamos