Otra gran mentira

Ampliar Portada

24 Mayo 2013 | Escrito por José Ricardo Carrasco Muñoz | Fotografías de Constante

Corrida de toros de la ganadería de D. Victoriano del Río (encaste Domecq-Díez). Mal presentada, muy desigual, mansa y descastada. Todos los toros con guarismo 8 y con peso comprendido entre los 513 y 600 K. El primero sacó la divisa de toros de Cortés, (mismo ganadero) sin aviso previo de tal cambio. Este toro se fracturó la mano derecha durante el tercio de banderillas por lo que quedó inútil para el tercer tercio. Podía haber servido en la muleta. Buenos solamente para la muleta el 2º, 3ºy 4º. Para los dos tercios restantes, fueron decepcionantes. Así se debe seleccionar en alguna ganadería en estos tiempos de engaño que estamos viviendo y a las “figuritas de porcelana” (hasta hace poco Geta 10), haciéndoles el gran favor y facilitando su estancia en lo más alto. Los 2º y 3º excesivamente pequeños, parecían chotos.

Primer toro, Batatero, Nº 81, negro de 587 K. y nacido el 07/08. Vara apoyándose en el pitón izqdo. Y picotazo. Muy tardo en las entradas al caballo. Se lesionó en la mano. Silencio.

Segundo, Nº 34, Buenasuerte, nacido el 08/08 negro y 513 K. Por apariencias un novillo. Flojo, entrando desde entre las dos rayas. Un puyazo corto y un picotazo. Pocas palmas.

Tercero, Nº 39, Artillero, negro, 517 K. y del 11/08. Otro novillo. Cinco entradas al caballo con un picotazo en cada entrada, huía al sentir la puya, en banderillas esperaba y en la muleta de “dulce”. Aplausos.

Cuarto, Embarrado, Nº 77, negro, nacido en el 10/08 y 528 K. Dos varas muy cortas y también muy justo de fuerza. Tibios aplausos.

Quinto, Despreciado, Nº 17 del 08/08, 600K. Negro. Dos entradas desde entre las rayas, dos puyas y silencio en su camino al desolladero.

Sexto, Nº 14, Comunero, negro, 590K y de fecha 07/08. Derriba en la primera vara y en la siguiente recibe una fuerte para compensar. Silencio en el arrastre.

Todos fueron muy poco castigados en el caballo y de no ser así el comportamiento en la muleta, no habría sido el mismo.


Sebastián Castella: De Tabaco y Oro con cabos blancos. En el primero, nada destacable. Intentó agradar en su quite sin lograrlo. En la muleta, solo trasteo y a matar (insisto que el toro se fracturó una mano). Entera en suerte contraria y tres descabellos. Silencio. En el cuarto, con ambas manos ligó algunos naturales largos y de calidad para matar de entera en la suerte contraria y descabello. Aviso. Oreja. (Faena seria con poca transmisión).

José María Manzanares: de Gris Plomo y Oro con remates blancos. Nada de capa y con la muleta como es normal en este “pega-pases”, la pierna atrasada, línea recta y fuera de “cacho”. Estocada recibiendo entera y algo trasera y mucho teatro para descabellar hasta que el toro se echa. Aviso y oreja con petición mayoritaria dudosa. En el quinto, sacó algunos aplausos con el capote. En la muleta, el animal llevó la cara muy alta durante todo el tercio y el “figurín”, ante ese defecto del toro, se perdió sin saber cómo hacerlo. Pinchazo en suerte contraria y media estocada en suerte natural con dos descabellos. Silencio.

Alejandro Talavante: De Añil y Oro, En el tercero ante un “choto”, estuvo perdido durante los dos primeros tercios ante la mansedumbre del “chotillo” para en la muleta, sorprendernos el animal y resultar domesticado para este tercio. Muletazos con ambas manos, muchos ademanes y espadazos al aire. Le vuelve la cara al toro y este le atropella por la espalda lo que sirve para poner al respetable más a su favor y acentuar sus ademanes verbeneros. Entera en suerte contraria. Dos orejas. La segunda a todas luces RE GA LA DA. En el último, nada de capa y con la muleta intentó con ambas manos para pasar desapercibido. Media estocada en suerte contraria y tres descabellos. Participó en un quite en el quinto, pasando desapercibido. Salida a hombros.


De las cuadrillas: Se descubrió Javier Ambel tras las banderillas del 1º. Curro Javier, aplaudido en la lidia del segundo y en banderillas del 5º. En el sexto, resultó cogido de gravedad al poner banderillas Valentín Luján, pasando a la enfermería.

De la suerte de varas: aplausos en el 5º para “Chocolate” (todavía me pregunto por qué) y en los demás como de costumbre, picando poco en la primera entrada, en cualquier parte del cuerpo del toro y en la segunda entrada, solamente señalar.

Otros: Tarde soleada y agradable. Cartel de no hay Billetes y presidida por D. Manuel Muñoz Infante, demasiado bondadoso en la concesión de trofeos. Nos ha decepcionado a los aficionados; le creíamos más crítico y justo.
 


Así termina esta decimosexta de feria. Corrida de toros de foto con clavel en la solapa. Festejo que según los carteles era de los pocos señalados como expectantes, resultando ser otro engaño para los que asistimos y los que no. El resultado final estaba predestinado en los despachos a ser un éxito para aparentar que esta feria sigue siendo interesante y poderlo publicitar de esta manera. Estaba concebido para conceder orejas en la mínima ocasión que se presentara y tuvieron la suerte que dos borregos mal llamados toros (2º y 3º) les acompañasen.

La oreja concedida a Manzanares fue con una petición no mayoritaria además de inmerecida. Regalada. La segunda de Talavante fue una decisión funesta ya que es el criterio del Presidente el que prevalece al del público y no se tuvo en cuenta lo mal que estuvo el torero en el resto de la lidia. Lidia que no existió y faena con enganchones y desarmes. Desde aquí me atrevo a aventurar que a otros toreros con menos nombre les serán negados trofeos más meritorios que los concedidos esta tarde ¡Y si no, al tiempo!

Otra tarde en la que los aficionados nos hemos sentido engañados por la falta de verdad, lo que estos avaros taurinos nos ocultan tarde tras tarde. En esta feria además están en el palco unos Presidentes que según sopla el viento actúan de una u otra forma y siempre en favor de los menos necesitados y que más se distancian de la verdad. Hoy, Sr. Muñoz Infante, estuvo usted decepcionante.

Comparte esta publicación

Te Recomendamos