Pañuelo verde

Ampliar Portada


Pañuelo verde

  • Uceda Leal: (azul marino y oro) Estocadón (OVACIÓN DESDE EL TERCIO). Media estocada y descabello (SILENCIO).
  • David Mora: (grana y oro) Estocada caída (SILENCIO). Bajonazo (SILENCIO).
  • Esaú Fernández: (blanco y oro). Media estocada (SILENCIO). Bajonazo (SILENCIO).

Así no se puede. Estamos cansados de ver siempre, siempre, siempre lo mismo. Animales descastados e inválidos ¿Es justo? ¿Los aficionados de Madrid nos merecemos esto tarde sí y tarde también? Creo que no. En este festejo debió haber muchos más pañuelos verdes, en muchos sentidos.

Día 11 de mayo La ganadería de Montalvo fue… no sé cómo definirlo. Realmente si dieran premios a la peor ganadería de la feria, esta tendría muchas posibilidades de llevárselo. Y así, el año que viene podría repetir en la feria, ¿no? Creo que la deberían volver a traer. Así que, Señores Empresarios, tomen nota y el año que viene nos vuelven a meter en Madrid las ganaderías con menos garantías. Y ahora ya en serio… es la segunda corrida de feria y no se sabe cuál de las dos ha estado peor. Menuda feria nos espera. Pues lo dicho, la ganadería, fatal. Pañuelo verde para la ganadería. Toros inválidos y descastados hasta más no poder. Es que era difícil estar peor. Los animales no se tenían en pie. El primero fue quizá uno de los inválidos más claros de la tarde y aun así, don Julio Martínez lo mantuvo en la plaza. Pañuelo verde para él. Bien justificada estaba la bronca que le ofreció el público venteño una vez que el toro fue arrastrado. No sé si esta bronca le sirvió para devolver al segundo animal en cuanto salió del caballo y rodó por los suelos. No se hizo de rogar. Enseguida sacó el pañuelo verde. Sin dudar. Así es como debería ser, Sr. Presidente, con el pañuelo verde no se puede dudar. Nunca. Todos los aficionados le vamos a agradecer que no se mantengan los inválidos en el ruedo. Se lo digo de verdad.

Y el resto de animales más de lo mismo, por los suelos y dando volteretas constantemente, lo que ayuda a empeorar el estado de los toros. El tercero, mientras que era toreado en los medios por David Mora, hizo el amago de tumbarse un par de veces. Así da gusto ¿eh? Vaya ganadería de garantías. Y como el ganado estuvo tan mal, los de luces pocas posibilidades tuvieron. Eso sí, eso tampoco es excusa.

Esaú Fernández confirmaba su alternativa con este pedazo de corridón. El chico empezó voluntarioso sus dos faenas, recibiendo a sus oponentes a portagayola. Y en el sexto dio algún lance vistoso con el capote. Quitando eso, nada de nada. No me gustó nada más. Mató mal y sus faenas fueron sin transmisión, aunque hay que reconocer que gran culpa de eso la tuvieron los toros. En su primero, ese inválido que abrió plaza y con el que confirmó, si lo hubiera matado nada más empezar la faena, yo, personalmente se lo hubiera agradecido. Entiendo que en el toro de su confirmación quisiera lucirse pero, ante eso, era imposible. Tampoco te molestes, Esaú, porque se protestara que fueras a brindar al público ese animal. Era tu toro y podías brindar a quien quisieras…pero estamos en Madrid y los inválidos no se brindan. Ya bastante se ríen de nosotros. Hay que recordar que nada tiene importancia si no hay toro.

Día 11 de mayo De Uceda Leal poco podemos decir. Le vi fuera de sitio constantemente. Igualmente, los toros tampoco le ayudaron pero, aun así, creo que se puede estar mejor. Mantazos. Trapazos. Enganchones. Eso sí, hay que darle al rey lo que es del rey. Vaya estocadón que dejó Uceda Leal. Nos puso a gran parte de la afición en pie. Fue una de las pocas cosas buenas que tuvo la corrida. La única ovación de la tarde fue para él. La estocada le sirvió para salir a saludar al tercio. Ovación muy merecida. Y si antes hablaba de un premio para la peor ganadería, en esta ocasión la estocada de Uceda,optará al premio a la mejor de la feria, sin duda alguna.

Y para terminar, David Mora. Estuvo voluntarioso en sus dos toros. Los recibió con el capote de forma gustosa, casi en los medios, a base de verónicas, chicuelinas y rematando con una media con las manos muy bajas. También se llevó el aplauso del público. En el segundo de su lote dio media tanda con la derecha, pero sólo eso. No pudo hacer más. Ante estos oponentes no se puede hacer nada de nada, aunque se quiera. Eso sí… David mató mal. Sobre todo al último de su lote, al que dió un bajonazo horroroso. Nada más que decir de esta segunda corrida de feria. La corrida no valió para nada. Sólo reseñable la voluntad de algún espada, detalles de David Mora con el capote y el estocadón de Uceda. En cuanto al presidente de ayer, don Julio Martínez y en cuanto a la ganadería, Montalvo, pañuelo verde.

Comparte esta publicación

Te Recomendamos