Pasen y vean: fin de fiesta de circo

Ampliar Portada


Pasen y vean: fin de fiesta de circo

  • MIGUEL ABELLÁN: (de blanco y plata), pinchazo en los bajos y pinchazo hondo atravesado siendo cogido y pasando a la enfermería de la que ya no salió. Acabó El Fandi descabellando al bicho.
  • DAVID FANDILA “EL FANDI”: (de grana y oro). Pinchazo, estocada caída atravesada y trasera, AVISO. División al saludar desde el tercio. Estocada desprendida y atravesada. Saludos desde el callejón. Estocada desprendida y atravesada en el mismo platillo de la plaza. Palmas de despedida.
  • DANIEL LUQUE: (de espuma de mar con cabos negros y oro). Estocada desprendida y atravesada. AVISO y descabello. Algunas palmas. Pinchazo sin soltar y bajonazo de escándalo. Algunos pitos.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

San Isidro La frase que más se oía entre los aficionados al final del último (para nosotros) festejo del largo serial fue la siguiente: “Hoy fin de fiesta de circo”. Porque al haber sido herido Abellán al entrar a matar a su primero, El Fandi tuvo que matar tres medios-toros en vez de dos. Pero lo malo no es que además tuviese que destorearlos a los tres con capote y muleta, sino que aprovechó su sesión continua para martirizarnos a los aficionados con nueve pares de banderillas, más uno de regalo en el último, con sus piruetas circenses, sus recortes, sus saltos, sus contorsiones, sus violines sin música, sus puestas de los palos a cabeza pasada en cada uno de ellos. Un total de diez veces tuvimos que soportarlo, ¡rediez! Pero, por lo visto, el resto de la plaza salió satisfechísimo de la actuación del contorsionista y atleta granadino, pues no paró de aplaudirle y vitorearle en todos sus “divertidos y graciosos numeritos” con los palitroques. Eso sí, no puso ni un par de poder a poder ni tampoco asomándose al balcón. Debemos ser muy raros los pocos aficionados que allí estábamos, porque nos pasamos la tarde dedicándole palmas de tango.

La corrida anunciada de La Palmosilla tuvo que ser remendada con dos de Mari Carmen Camacho. También hubo baile de corrales y eso que no eran figuras los de la terna de hoy. Para terminar de arreglar la cosa, el señor Trinidad, el “listo” del palco, se negó a cambiar varios de los inválidos que salieron por chiqueros, mantenidos en el ruedo sólo porque él lo quiso. El resto de la plaza debíamos estar equivocados. Sólo se atrevió a cambiar el último (el programado para ser cuarto, que le hubiese correspondido a Abellán pero que tuvo que matar El Fandi), sustituido por uno de El Torero, por lo que hoy vimos, una tarde más en la feria, medios-toros (feos, flojos, mansos, descastados, algunos anovillados, otros sin pitones ni remate, pero todos lelos, o sea nobles o domésticos) de tres hierros distintos. A todos se les simuló la suerte de varas y fueron pitados en el arrastre. O sea, un circo con animales variados y divisas de diferentes colores y todo.

El primero de la tarde fue un manso y descastado inválido, que perdió las manos varias veces y llegó a la muleta de Abellán hecho un auténtico marmolillo. Tras varios intentos infructuosos y ver que era imposible hacer faena, tomó la espada y entró a matar fallando a la primera tras un pinchazo en los bajos. A la segunda le recetó un pinchazo hondo pero el toro le tiró un derrote que le alcanzó en la boca, hiriéndole de gravedad. El Fandi terminó con él con un descabello al primer intento.

San Isidro El primero de Daniel Luque era un impresentable y anovillado inválido aunque el único que tuvo algo de casta, por lo que le puso varias veces en dificultades al revolverse y hacerle hilo, con la suerte para el torero de no tener fuerza y perder las manos, lo que le salvó de males mayores. El otro fue otro inválido anovillado, con más cara pero muy descastado, protestadísimo al derrumbarse varias veces pero al que el del palco mantuvo en el ruedo. Al ver que las protestas seguían, tras intentarlo brevemente con la muleta acabó con él al segundo intento de un bajonazo de escándalo. Vaya final del paso por Madrid del joven de Gerena.

En resumen, circo hoy en Las Ventas. Como si estuviésemos en invierno, cuando montan la carpa en la plaza. Como además hubo payasos, equilibristas, corredores, contorsionistas, caballos y hasta los bueyes de Florito, sólo faltó algún león o algún tigre de Bengala. Y hoy, por fin, ha terminado para los aficionados el largo serial de corridas a pie de las ferias de San Isidro y Aniversario de este año puesto que mañana, al otro “numerito de circo” de los caballos y los sombrerazos de los caballeros con toretes reglamentariamente despuntados, nos negamos. Bastantes mermas latentes antirreglamentarias hemos visto ya en la integridad de los toros que nos han colocado los taurinos en ambas ferias para soportar lo de mañana. Más circo no, por favor.

Comparte esta publicación

Te Recomendamos