¡Por fin! Miura en Madrid

Ampliar Portada

08 de junio de 2014 | Escrito por M. Requis | Fotografías de Constante

Antes de empezar esta crónica si quisiera tener un recuerdo para nuestro ausente compañero D. Joaquín Monfil, que de haber estado con nosotros le hubiese gustado escribirla. Va por Ud. D. Joaquín.

En una tarde soleada, con unas condiciones inmejorables para el desarrollo de la corrida, y como última de esta larga Feria, han salido al ruedo astados de la legendaria ganadería de Miura. Único reducto de sangre Cabrera con pinceladas de Gallardo, Navarra, Vázquez y Vistahermosa y que desde el 31 de mayo de 2005 no había tenido presencia en nuestro coso venteño. Se ha colgado cartel de no hay billetes tanto en el apartado de la mañana como en la corrida de la tarde, demostrándose que hay ganaderías que tienen tirón. De los seis ejemplares que han salido por la puerta de chiqueros cinco han terminado arrastrados ya que el 5º ha sido devuelto y sustituido por un ejemplar de Fidel San Román de procedencia Villamarta.

1º “Ahumadito” nº 69, negro listón bragado meano, nacido el 12/08 y 570 Kgs. de peso. De salida mete la cara sin fijeza echando las manos por delante. 1ª vara al relance se le tapa la salida siendo picado trasero. En la 2ª picotazo sin emplearse. Para la muleta bronco y peligroso. LEVES PITOS.

2º “Zahonero” nº 28 , cárdeno bragado meano, nacido el 1/09 y 611 Kgs. de báscula. De salida mete la cara con codicia en la tanda de recibo. 1ª vara también al relance empuja sin emplearse. 2ª puesto de largo se arranca siendo bien cogido por Fernando Sánchez sin emplearse. 3ª vuelto a poner de largo se arranca volviendo a ser cogido como mandan los cánones sin castigarle. Se duele en banderillas. Sigue arrancándose alegre a la muleta, tomando con fijeza por ambos pitones los engaños y transmitiendo emoción en los tendidos. Toro de faena importante y uno de los toros de la Feria. BRAVO. FUERTE OVACION CON PETICION DE VUELTA AL RUEDO.

3º “Aguilero”nº 23 en los costillares, cárdeno bragado meano, nacido el 3/10 y 577 Kgs. Reservón de salida cabecea con la cara alta. 1ª vara se emplea y empuja siéndole tapada la salida. En la 2ª sin poner en el sitio empuja sin emplearse sacando al penco a las afueras. Para la muleta noble y repetidor, algo justo de fuerzas embiste por los dos pitones sin la transmisión del anterior. Toro de oreja. PALMAS.

4º “Velador” Cárdeno listón bragado meano, herrado con el nº 44, con 538 kgs y nacido el 12/09. De recibo humilla por ambos pitones. En el primer encuentro con el montado empuja encelado. En el siguiente se arranca puesto de largo siendo bien cogido por Juan Jose Esquivel. En la muleta embiste bien por ambos pitones pero con más calidad por el izquierdo. Resistiéndose a doblar tuvo muerte de bravo. Noble. Otro toro con la oreja puesta al desolladero. OVACIÓN EN EL ARRASTRE.

5º bis de nombre “Fiador”, nº 13, negro bragado meano axiblanco con 520 kgs y nacido el 10/08. Cabecea de salida sin fijeza y en los encuentros con el del castoreño cabecea en el primero para en el siguiente recibir un picotazo. En el último tercio con la cara alta y sin lucimiento. SILENCIO.

6º “Escribano” nº 72 cárdeno claro, 602 kgs de romana y 12/08 su nacimiento. Aplaudido de salida pierde las manos al tomar el capote. En caballo 1º vara fuera de sitio y trasera. La que le sigue igual de mal. Sale suelto de la misma con la vara clavada en los costillares. Para el tercio final bronco, defendiéndose y peligroso. SILENCIO.
 


Rafael Rubio Luján “Rafaelillo”: de azul turquesa y oro. En la suerte contraria pinchazo, vuelve a pinchar en la suerte natural para volver a la anterior con 2 pinchazos más y una media estocada. Suena un aviso y descabella. SILENCIO. Estocada en la suerte natural. LEVES PITOS.

Javier Castaño: de espuma de mar y oro, en la suerte natural estocada y descabello. PITOS. En la suerte natural 2 pinchazos, estocada y 2 descabellos. SILENCIO.

Serafín Marín: de agua marina y oro. En la suerte natural pinchazo hondo y descabello. 1 aviso. PITOS. En la suerte natural pinchazo saliéndose de la misma y bajonazo. SILENCIO.


Presidencia: D. Javier Cano Seijo. Tuvo una tarde plácida con una actuación correcta a la hora de tomar de decisiones: no conceder la vuelta al ruedo a “Zahonero” y devolver al corral al débil “Datario”.

Cuadrillas: Como viene siendo habitual la cuadrilla de Castaño siempre tiene algo que resaltar. En este caso el piquero Fernando Sánchez, el rehiletero de mismo nombre y apellido y el lidiador Marco Galán. En esta ocasión Tito Sandoval y David Adalid no han rayado a la altura de sus compañeros. Fuera de esta cuadrilla José Mora, Pascual Mellinas y Curro Robles también con los palos.


Última de Ferias con dos partes bien diferenciadas. La buena la que corresponde a los toros 2º, 3º y 4º. La corrida ha tenido interés con buena presentación por parte del ganadero y un comportamiento dispar con algún ejemplar que ha permitido el lucimiento.

Mi mayor reconocimiento para estos tres valientes coletas que tarde tras tarde tienen que pechar con las corridas y ganaderías más exigentes y no siempre se reconoce su labor. A estas suelen estar apuntados siempre hombres y no nombres, lidiadores y no “artistas”, valientes que no se esconden. Aquí y hoy me hubiera gustado ver a los “maestros del G5”. Por eso no deberíamos exigirles no que no exigimos a esas “figuras” que vienen con lo fácil, con lo cómodo y si no les sale se justifican y les justifican porque el toro no ha colaborado. El verdadero mérito lo tienen los primeros que arriesgan y si pueden torean; no el toreo moderno sino el toreo añejo, el de la verdad en el ruedo.

Rafaelillo a su primero lo recibe rodilla en tierra en tablas del 9 con una larga cambiada. A este toro en la muleta poco le pudo hacer ya que no admitía un pase. Bastante tenía con estar delante y sacarle alguno suelto. Sin embargo con el segundo de su lote si pudo hacer algo más. “Velador” tenía fijeza y aunque algo flojo un pitón izquierdo de calidad que pedía temple. Solamente le saco una tanda acompasada y ligada por el mismo. Por el derecho perdía pasos y fuera de sitio sin cruzarse. Una oreja que se fue al limbo.

Javier Castaño tuvo la suerte (o la mala vaya ud. a saber) de sortear el mejor toro del encierro “Zahonero”. Uno de los toros de la Feria, por lo menos para el aficionado. De salida lo recibe con una tanda verónicas terminadas una media que fue lo único que se vio con el capote en toda la tarde. Enseña el toro al público poniéndolo de largo al caballo y más tarde le da distancia en la muleta. Hizo todo a favor del toro. Otro le hubiera escondido. “Zahonero” se arranca de largo pero Javier o no puede o no sabe como templar la embestida del burel. En ningún momento le somete, le embarca en la franela rematando atrás por bajo y dejándola colocada para el siguiente embroque. Más bien hizo lo contrario de lo que pedía su digno oponente. Pases a media altura quitándosela bruscamente de la cara. Como el toro le punteó varias veces la tela se desengañó y dijo que no quería más, que ya sabía lo que había. Hoy Javier ha perdido una de las pocas ocasiones que va a tener de abrir la Puerta Grande. Con el deslucido 5º Bis poco pudo hacer salvo dar pases y más pases sin lucimiento. Quizá en su cabeza pesaba la ocasión perdida.

Serafín Marín con el bondadoso “Aguilero” le faltó acoplarse estando fuera de sitio en la mayoría de las ocasiones. Dio algún pase suelto templado sin ligar, sin dejarle la muleta puesta para que repitiera. Aunque es un torero ya veterano y curtido se le nota falta de sitio y rodaje debido a las pocas actuaciones que tiene últimamente. Con este toro también pudo tocar pelo. Con el que cerraba la Feria, manso y deslucido poco había que rascar.

Y así se nos fue la Feria de San Isidro del 2014, con pena por la gloria no conseguida por un torero que siempre quiere hacer que el público asistente disfrute, si no por el, por los que le acompañan.

A la familia Miura D. Eudardo y D. Antonio desearles volver a verles el año que viene ya que los aficionados estaremos un año esperando sus toros.

Criticar el mal criterio de la empresa Taurodelta y su falta de sensibilidad con el espectáculo, con el respetable y con el aficionado: si estamos presenciando una corrida de cárdenos ¿por qué el sobrero no tiene nada que ver con lo que está saliendo de la ganadería titular teniendo en corrales toros de Ana Romero? ¡Que falta de afición y de criterio! Pero esta es la empresa que gestiona nuestra plaza y encima a la CAM le gusta tanto que les renueva.

El año que viene será otra historia pero no muy distinta de esta, con carteles similares, con ausencia de competitividad y con las dificultades para los mismos. Si no tiempo al tiempo.

 

Comparte esta publicación

Te Recomendamos