Puerta Grande a la Esperanza

Ampliar Portada

19 de abril de 2015 | Escrito por Esther Arribas | Fotografías de Constante

Novillada picada. Cuarta de la temporada. 6 Novillos de la ganadería de La Ventana del Puerto. Hierro de la familia Fraile, concretamente de Lorenzo, propietario también del hierro Puerto de San Lorenzo. Este hierro procede de una compra de Sr Lorenzo a Dña Mª Loreto Charro Santos, procedente del El Pilar, encaste Aldeanueva. Muy bien presentada, una tía, en septiembre todos cumplían los cuatro años. El novillo sustituto en sexto lugar, lució la divisa de la ganadería de José María López de Guadalajara con encaste Torrestrella. Tuvieron un comportamiento variado, primero y segundo mansos y descastados, tercero más complicado, cuarto noble, quinto muy flojo que debió haber sido devuelto por el presidente y sexto como sobrero, noble y con movilidad. Peso medio de la novillada: 523 kg.
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

  • Tomás Angulo. De marino y oro. Estocada trasera . Saludos. Estocada caída.
  • David de Miranda. Estocada desprendida. Saludos. Bajonazo. Silencio.
  • Andres Roca Rey. Bajonazo y…..¡!!Oreja!!! . Pinchazo hondo. Oreja. Salió por la puerta Grande.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Presidencia: Don Javier Cano. Debió devolver al quinto novillo, mostró claros síntomas de invalidez en los primeros tercios y le aguantó, grandioso error como se pudo ver posteriormente en el transcurso de la lida. Concedió la primera oreja a Andrés Roca con un bajonazo infame, aunque hubiera petición.

Suerte de varas: Como de costumbre cuando viene una novillada fuerte se la pica sin dosificar el castigo y en mala ubicación.

Cuadrillas y otros: Sin destacar a nadie de los de plata.

El novillero Andrés Roca Rey paso a la enfermería después de salir por la puerta grande, el parte de la enfermería rezaba así: Tres heridas por asta de toro una en cara posterior tercio medio muslo derecho de 5cm que afecta aponeurosis de músculos isquiotibiales, otra en el tercio superior de la cara externa de la pierna izquierda de 3 cm, que afecta a la piel y al tejido celular subcutáneo. Y una tercera que produce desgarro en escroto y pene. Contusiones y erosiones múltiples. Es intervenido quirúrgicamente en la enfermería de la plaza de toros, pasando a cargo de La Fraternidad al Hospital San Francisco de Asís. Pronóstico reservado. Fdo Dr García Padrós.


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

 

Toros día 9 abril 2015 Tarde para la esperanza taurómaca, ¡por fin! la hoy vivida en el coso de Las Ventas. Novillada fuerte, bien presentada y dos novilleros que dejaron grata impresión. David de Miranda, destacó por marcar diferencia, una diferencia entre los de luces tan añorada en estos tiempos por los aficionados que tarde tras tarde acudimos ilusionados a las novilladas para ver una nueva promesa del toreo. Demostró un concepto de toreo elegante, vertical, con personalidad y valor. Andrés Roca Rey, novillero peruano siempre estuvo predispuesto, este chico sabe como hay que venir de novillero a Madrid, variado en quites, pegándose el arrimón sin importarle derramar sangre por el piso madrileño, con la cabeza asentada y con un valor seco e imponente.

Por fin la empresa se ha dignado a traer a novilleros más rodados que lo que nos acostumbra, y mejor aún ante una novillada que podría ser corrida de toros de las que no matan los figuritas.

Abrió el cartel Tomás Angulo, que el año pasado cortó una oreja en este ruedo. En su primero no se acopló ya que el novillo tampoco terminaba de emplearse e iba y venía con la cara a media altura; quizá lo mejor de su actuación ante este ejemplar fue un quite vulgar por chicuelinas pues hay que reconcer que con la muleta sólo propinó trapazos. En el cuarto, quizá el mejor de todo el encierro tampoco se le vió gran cosa, pues se pasó la lidia entera estando muy mal colocado, fuera de sitio, perdiendo pasos y recibiendo enganchones, para colmo mató mal y algunos “ignorantes del tendido” le aplaudieron. Tan sólo esto le sirvió al joven espada para recoger una ovación desde el tercio, y al estar de rebajas, permitirse el capricho de dar una vuelta al redondel, totalmente inmerecida por lo que fue apabullantemente protestada, con razón.

Toros día 9 abril 2015 David de Miranda, novillero de Huelva concretamente brota de donde pastan los toros de Cuadri, de Trigueros. Quiero recalcar que ¡ojito con este chaval!, es diferente. Caló en la afición su concepto de verticalidad, de no querer tumbarse en los muletazos sino de darlos derecho y con naturalidad. Tuvo el peor lote del encierro y nos quedamos con las ganas de poder verle, esperemos que en futura ocasión ratifique y garantice las maneras que nos conquistaron. Eso sí, en mi más humilde opinión, debe corregir el último tercio pues con la espada en sus dos oponentes estuvo muy mal. Andrés Roca Rey, peruano y llevado por J.A. Campuzano. Muy voluntarioso toda la tarde hizo variados quites, desde tafalleras, delantales, chicuelinas y caleserinas. En su primero empezó la faena con dos pases cambiados por la espalda, con valor y mostrando que venía lozante y, a por todas pero no estuvo bien. Abusó del mal toreo actual, tumbarse, esconder la pata atrás y luego matar de un bajonazo perdiendo la muleta y aun así, ¡oreja! De vergüenza. En el quinto, un sobrero de J. Mª. López que sustituyó al titular de la Ventana del Puerto por mostrar un descordinamiento alarmante repentino. Este novillo que no era nada fácil, exigió un esfuerzo al joven espada, que a base de valor, constancia y esfuerzo le fue sacando todo lo que podía. Le costó dos volteretas que no se quedaron en nada, sino que le propinaron tres puntazos lo que no le impidieron continuar la lidia y despachar a su oponente de un pinchazo hondo que le sirvió otra oreja que le suponía el triunfo soñado.

Una esperanza nos queda a los aficionados después de ver la novillada de hoy. Hemos salido de la plaza con la sensación de que hay novilleros que matan ejemplares más serios que las figuras y encima intentan hacer las cosas bien y se la juegan. Hoy ha venido un novillero en novillero, como se debe de venir a Madrid y la recompensa ahí está. Desde el 2011 no veíamos salir a un novillero en volandas por la Puerta Grande de Madrid, y hoy ha salido un torero herido que luego ha tenido que pasar a la enfermería, convirtiéndose a su vez en el primer espada peruano en cosechar tan grande triunfo. Hoy no recordaremos lo estético de sus faenas, que tienen muy poco, pero sí su valor, sacrificio, coraje y ganas por ser torero, por eso merece un respeto y una admiración; ahora a pulir las formas y la suerte suprema y a seguir con esa predisposición. Ánimo.

Subir

 

Comparte esta publicación

Te Recomendamos