¡Qué aburrimiento!

Ampliar Portada

09 de octubre de 2016 | Escrito por Rosa Heras | Fotografías de Iván de Andrés

Última novillada de la temporada en Madrid. Un cuarto de plaza en tarde de agradable temperatura. Cuatro novillos (1º ,2º, 4º, 5º) de la ganadería de Aguadulce, encastaste Carlos Núñez y dos novillos (3º y 6ª) de la ganadería de los Herederos de José María Aristrain de la Cruz, del mismo encaste y un novillo 5ª bis de la ganadería de Ave María encaste Domeq.

Novillada en líneas generales, blanda, mansa y sosa y muy justita de presentación. Lidiada por Tulio Salguero, Mario Palacios que venía a sustituir a Francisco Pajares y David Martin sin bagaje ninguno de ellos, no habiendo toreado ninguna novillada en el 2015, excepto David Martin, que lo había hecho en 20 ocasiones, pero sin caballos, habiendo toreado la primera con los jacos en julio de este año. Poco podemos decir de los chavales. Con todos los defectos del ventajismo, y el toreo moderno. Pero tampoco les vamos a exigir más. También es verdad que Mario Palacios estuvo muy dispuesto en el novillo quinto Bis, dio algún buen natural, pero ahí quedo todo. Vamos, que seguimos echando a los leones a estos pobres que no saben ni por donde se andan, sin experiencia, esperando a dar el aldabonazo en Madrid. Asi vienen los sustos, un sincope y a la enfermería, con el corazón del personal en un puño, al ver desplomarse David Martín en el ruedo, como si fuera un trapo, no pudiendo salir de nuevo al ruedo, teniendo Tulio Salgado que estoquear tres novillos. Novillada sin picar, debido a su invalidez.

Don Trinidad debería haber devuelto más de uno al corral, pero Florito solo hizo aparición en una sola ocasión, saliendo un sobrero manso de solemnidad, soso e invalido. En líneas generales se picó mal, por decir algo, porque algunos no llevaban ni sangre en lomo. Algun picador marco arriba, pero eso fue todo.

Las cuadrillas en general sin pena ni gloria, exceptuando como casi siempre, dos bueno pares de banderillas de Fernando Sánchez, que junto a Miguel Martin tuvieron que saludar montera en mano en la lidia del cuarto.


TULIO SALGUEIRO. Grosella y oro. En su 1º entera tendida y desprendida. Saludos desde el tercio. En su 2ª entera trasera y tendida, saludos desde el tercio. Y en 2º Bis , pichazo y casi entera. Silencio.

MARIO PALACIOS. Tabaco y oro. En su 1º pinchazo y entera trasera y tendida. Aviso. Silencio. En 2ª bajonazo y oreja barata.

DAVID MARTIN. Blanco y oro. En 1º y único estoqueado ya en mala condiciones físicas. Pinchazo y entera trasera y desprendida. Aviso. Tres descabellos pasando a la enfermería.


Presidencia: ¡¡Hay Señor Trinidad!! Terminamos la temporada como la empezamos. Toros inválidos no devueltos, una orejita baratita, pues casi no había pañuelos. Aguanta al 5ª de la tarde, para luego devolverle en el tercio de banderillas. ¡Qué manera de hacernos perder el tiempo! Más, más y más de lo mismo, que lo acontecido con ustedes en la presidencia durante toda la temporada. Y rezando, porque a mi humilde parecer, David Martin no debería haber continuado en el ruedo toreando después de lo ocurrido, porque suya es la última palabra como presidente del festejo. Debería haber sido obligado a ir a la enfermería al ver su inestabilidad para torear.

Varas: La suerte de varas inexistente. Primeramente, por la invalidez de los novillos, a los cuales se les señalo simplemente. Ninguno fue puesto en suerte, todos al relance, alguno entrando al caballo que hace puerta, y llevados al caballo la mayoría de las veces por los peones de brega.

Cuadrillas: Como ya he comentado destacar a Fernando Sánchez, tanto en banderillas como de tercero a la hora de guardar el caballo de puerta y Miguel Martin en banderillas por un buen tercio ejercitado junto a su compañero Fernando Sánchez.

Toros:
1ª NOVILLO. Empeñado. Negro de 462 Kg. Justo de presencia. Manso de salida, no queriendo capotes y emplazándose en el ruedo. 1ª vara en el caballo que hace puerta, picotazo saliendo suelto. 2ª vara, picotazo sin ponerle en suerte, intentándose quitar la puya. Manso.

2º NOVILLO. Lagartija. 487 Kg. Negro listón. Sale abanto de salida. 1ª vara sin poner en suerte, saliendo suelto. 2º vara picotazo señalando arriba. Dobla las manos. Flojo y manso.

3ª NOVILLO. Escopetita. 463 Kg. Negro listón chorreado salpicado. Justo de presentación. Manso de salida, sin fijeza. 1ª vara señalada arriba. Picotazo saliendo suelto. 2ª vara puesto en suerte de lejos, pero el varilarguero erra, picotazo posterior arriba. Manso y sin picar, con cierta nobleza. Palmas en el arrastre.

4ª NOVILLO. Deseadillo. 504 Kg. Ensabanado, botinero, capirote, para mi carbonero. 1ª vara baja, tapándole la salida. 2ª vara al relance saliendo suelto. Manso e invalido.

5º NOVILLO. Licenciado. 522 Kg. Castaño chorreado. 1ª vara picotazo arriba, saliendo suelto. 2ª vara picotazo arriba. Sin picar. Manso e invalido. Se derrumba en banderillas. Devuelto.

5º BIS. NOVILLO. Melindre. 516Kg. Negro listón. 1ª vara trasera y sin empujar. 2ª Picotazo. Manso de solemnidad y blando.

6ª NOVILLO. Engreidito. 491 Kg. Negro. 1ª vara trasera, saliendo suelto. 2ª vara trasera, sin empuje. Manso y blando.


Hoy la gente había peregrinado a Zaragoza y otros destinos, porque el aspecto de la plaza era para echarse a llorar. Tulio Salgueiro ya lleva mucho tiempo como novillero. Después de lo de hoy y lo poco que torea, creo que es momento de pensar y tomar una decisión en su carrera. Su primero le cuesta entrar de salida en los capotes y cuesta pararlo y recogerlo. Flojo y soso, sin transmisión ninguna. Alguna tanda con la mano derecha, pero sin ponerse, desplegando el toreo moderno. El novillo tenia buen pitón izquierdo, dentro de su flojera y su sosería, pero el chaval no se ponía, y no lo supo aprovechar. Vamos transmisión cero. Recibió una ovación del personal benevolente que había hoy en la plaza. En su segundo, un invalido que debería ser devuelto, no hubo nada que hacer. No había de donde sacar. Soso es decir poco. Tulio estuvo por encima del insulso novillo, que no transmitió nada de nada. En que tuvo que estoquear, en puesto de David Martin, un manso de solemnidad, sin transmisión ninguna. Él tampoco estuvo fino, fuera de sitio, sin ambición ninguna. Saludos.

Mario Palacios venia sustituyendo a Francisco Pajares que había sufrido un percance el día anterior. Su primero lo brinda al público desde el tercio. El novillo es blandito y manso, pero Mario tampoco se pone, dándole un pequeño susto por no estar en su sitio. Menos mal que el novillo era Sor Gertrudis, como decía mi querido amigo Monfil. Con la izquierda, intenta dar naturales de frente, pero el novillo se queda corto y embiste con la cara alta. Él tampoco se pone, quedando una faena, insulsa y sin transmisión, silenciándose su trastero. En su segundo, el quinto bis de la tarde, era un novillo soso y blando, que le volteo en varias ocasiones. que llevando una buena paliza. Pero se sobrepuso con pundonor y continuo. Dio un ramillete de buenos de naturales, quizás lo más destacable de los novilleros. Estuvo por encima del burel. Termino con unas manoletinas muy ajustadas que fue del agrado del respetable. A la muerte del novillo, la gente saco sus pañuelos y el usía le concedido una oreja baratita, de esas que últimamente vemos en Madrid.

David Martin, era su segunda novillada con picadores. Se le noto la falta de rodaje. En el único que estoqueo, estuvo con ganas, brindo el toro al respetable y recogió al novillo en el centro del ruedo con un pase cambiado por detrás. El novillo tenia buen son, quizás el mejor de la novillada. Pero él estuvo en todo momento ventajista, sin ponerse. Pero ahí llego el susto, cuando recién terminada una tanda, se retira de la cara del toro y cae desplomado al suelo. El chico se restableció, con mucho pundonor, pero debería haberse ido a la enfermería, pues el resto del trastero fue un atentico sufrimiento viendo que el chico no estaba bien, y podría producirse una desgracia.

Se notaba que hoy la gente había emigrado a Zaragoza y a otras plazas, antes que tener que volver a pasar por el aburrimiento de las ventas. Otra novillada más, con tres chavales que vienen a Madrid a buscar su oportunidad, sin haber toreado prácticamente nada el año pasado y este. Con un ganado para mandar al matadero, que tampoco da lugar al lucimiento. En los trasteos se ha visto la falta de experiencia, la falta de esa seguridad que da el torear, tarde, tras tarde. Poco a poco la gente se ira de la plaza. Porque hoy cuando hemos salido, hemos dicho los aficionados ¡QUE ABURRIEMINTO! El miércoles terminaremos la temporada. Ya veremos lo que pasa en la siguiente…pero esto está…. pongan ustedes lo que piensan.

 

Comparte esta publicación

Te Recomendamos