¡Qué recital!

Ampliar Portada

10 Mayo 2009 | Escrito por Alicia Valdeavero

Corrida de toros. Se lidiaron cinco toros de la ganadería de Los Recitales. En general fueron flojos y con la casta demasiado justa, pero fueron noblotes en la muleta. En quinto lugar salió un remiendo de Fernando Peña, que fue algo mansote, pero del que también se pudo haber sacado bastante más. Los toros de Los Recitales (1º, 2º y 6º) fueron indignos de una corrida de toros de Madrid, pues podían haber pasado por novillos.


CURRO DÍAZ: (celeste y oro). Metisaca muy feo, bajonazo infame. SILENCIO. Tres pinchazos, bajonazo. SILENCIO.

IVÁN VICENTE: (grana y oro) Estocada que hace guardia, pinchazo, casi media caída, tres descabello. (Dos avisos) SILENCIO. Pinchazo, media, descabello, SILENCIO.

AMBEL POSADA: (blanco y plata) Dos pinchazos, estocada, SILENCIO. Bajonazo, SILENCIO.


Presidencia: Manuel Muñoz Infante. Sin demasiadas incidencias, aunque mantuvo en el ruedo al inválido primero.

Suerte de varas: Desgraciadamente, una tarde más, fue inexistente. Un mero simulacro. Deberían ser más conscientes de que este es el tercio más importante de la corrida, pero claro, cuando se tiene delante al "medio-toro"... si se pican como se debe, el "medio-toro" va al suelo. Una pena que las cosas sean así.

Parearon bien J.M. Montoliú al primero, Domingo Navarro (en el tercero y sexto) y Javier Ambel en el sexto.

Tarde agradable de temperatura. Lleno. Peso toros: 504, 515, 505, 596, 558, 526.


Menudo recital que hemos tenido esta tarde, sobre todo el recital nos lo han dado los matadores. Una tarde llena de trapazos, de malas (malísimas) estocadas y de un aburrimiento atroz. Eso es lo que hemos visto esta tarde, poco más que reseñar.

Muchos aficionados estábamos esperando la tarde de Curro Díaz, pero nos quedamos con las ganas. En su primero se enfrentó a un toro inválido, que pocas oportunidades le ofreció. En el segundo de su lote, intentó estar y hacer algo, pero no hizo nada. Lo dicho, nos quedamos con las ganas de ver algo más de Curro, otra vez será.

Iván Vicente tuvo una de las peores tardes en las que le he visto. Su primero, aunque algo flojito, era noblote, pero Vicente no lo aprovechó, ni por la derecha, ni por la izquierda, y sólo nos ofreció enganchones. Es una pena que no aprovechara la embestida dócil del animal. Además, para terminar esta mala actuación, nos ofreció un mitin horroroso con la espada. Se descuida un poco, y el toro vuelve vivo a los corrales. Al quinto toro, de Fernando Peña, le pudo haber también sacado algo, pero no lo consiguió. Nos volvió a aburrir, pues al final, estuvo pesadito, alargando la faena, sin sacar nada positivo de ella.

Ambel Posada, que cerraba el cartel, me aburrió enormemente. Estuvo siempre mal colocado, perfilero y sin mandar. Poco más se puede decir de su actuación, pues no hizo nada.

Hoy los tres matadores estuvieron de pena. Todos y cada uno de ellos estuvieron francamente mal con la espada… un toro lo pueden matar mal, pero ¿todos? Fue desesperante el mitin que todos dieron con la espada. Además, no fueron capaces de llegar a los tendidos. No fueron capaces de aprovechar las embestidas de este "medio-toro" que nos ofrece la empresa de Madrid una tarde si y otra también. No supieron aprovechar la nobleza de estos toros, que aunque algo sosos, no molestaron lo más mínimo, y de los que podían haber tocado pelo, si hubieran calado en los tendidos venteños llenos de público festivalero. Ayer, los de luces, no pudieron ni con el "medio-toro"... Una pena. Apaga, y vámonos.

 

Comparte esta publicación

Te Recomendamos