Se dispara la Prima de Riesgo en Las Ventas

Ampliar Portada


Se dispara la Prima de Riesgo en Las Ventas

  • Curro Díaz: palo de rosa y oro) 1º) Pinchazo sin soltar y estocada caída. OVACIÓN Y PROTESTAS AL SALIR A SALUDAR AL TERCIO. 4º) Estocada en el rincón que provoca derrame. SILENCIO.
  • César Jiménez: (blanco y oro) 2º) Pinchazo sin soltar, estocada baja y descabello. SILENCIO. 5º) Media caída y trasera. SILENCIO.
  • David Mora: (verde manzana y oro) 3ª) Buena estocada que cae algo trasera. OREJA protestada. Estocada caída, de la que sale enganchado, un aviso y un descabello certero. OREJA fuertemente protestada. El diestro madrileño fue sacado a hombros por la puerta grande.

Día 05 de junio Primera corrida de esta llamada “Feria del Arte y la Cultura”. Conviene no olvidar que, como decía Federico García Lorca, “los toros es la fiesta más culta que hay en el mundo” y aprovecho para recomendar el libro, recientemente presentado de Gonzalo Santonja Gómez-Agero, de título POR LOS ALBORES DEL TOREO A PIÉ (Imágenes y textos de los Siglos XII-XVII), en el que podemos seguir la presencia del toro y de su lidia en imágenes y textos procedentes, entre otros, de la Catedral de Pamplona, Silos, la Universidad de Salamanca, Yuste o la Plaza Mayor de Madrid.

Volviendo a lo ocurrido hoy en el ruedo venteño, decir que Curro Díaz ha toreado, en una serie con la derecha, con gusto y empaque al aplomado toro de Valdefresno lidiado en primer lugar, aunque con demasiadas precauciones, despegado, descargando la suerte y escondiendo la pierna de salida, lo que hizo que se protestara su salida a saludar al tercio. En el soso cuarto, detalles, muy al hilo del pitón y sin conectar con el público. Nada con el capote.

César Jiménez, no ha brillado en ningún momento de su actuación, ni en su primer toro, que desarrolló peligro en la muleta, ni en su segundo con el que ha estado sin quietud y enganchado.

Día 05 de junioDavid Mora, que resultó cogido en un quite por chicuelinas en el toro de Cesar Jiménez, realizó en el tercero, el único toro con clase de la corrida, una excelente labor con el capote, destacando el galleo y los delantales para poner en suerte al toro y un magnífico quite por verónicas. David Mora demostró recursos cuando se hizo a si mismo un apurado quite desde el suelo, convirtiéndolo en una torera larga cambiada de rodillas. Con la muleta, tras brindar al público, inició su faena con dos ajustados pases cambiados por la espalda y siguió con unas buenas series con la derecha. En algunos momentos abusó de un toreo demasiado perfilero y codillero y en general estuvo por debajo de la encastada y noble embestida de su oponente. Nada pudo hacer por el lado izquierdo y tras cobrar una estocada en rectitud fue premiado con una oreja, protestada en algunos tendidos de la plaza. En el sexto, un rajado y manso toro de Valdefresno al que David Mora tuvo que perseguir por toda la plaza, terminó sacándole faena en terreno de chiqueros. Tras una estocada baja, de la que salió cogido y un descabello tras sonar un aviso, le fue concedida, con ayuda de las mulillas que esperaron hasta echar al público orejero contra el presidente, una oreja que le abría la Puerta Grande de Madrid.

Después de casi un mes de petardos y aburrimiento la gente está deseando abrir la Puerta Grande, aunque sea, como decíamos al principio, de mentirijilla.

Comparte esta publicación

Te Recomendamos