Si no quieres “Jandillas”, dos platos

Ampliar Portada

29 Mayo 2013 | Escrito por Juan Sanz Minguela | Fotografías de Constante

Vigésima de Feria. Tres cuartos de entrada, en tarde de frio y lluvia. El segundo encierro del ganadero Borja Domecq con el hierro de Jandilla, segundo bajonazo del mes en la Monumental de las Ventas. La corrida tuvo que ser remendada con dos astados de Las Ramblas (segundo devuelto y cuarto). Se tenía que haber echado toda la corrida, pero sólo fueron dos para que no hubiera devolución de entradas. Justos de presentación, con falta de remate. El segundo bis del Torreón, de la misma condición.


EL FANDI, de nazareno y oro. Pinchazo y estocada. (Silencio). En el cuarto, estocada casi entera (ovación).

DANIEL LUQUE, de grana y oro. Dos pinchazos y estocada (silencio). En el quinto, dos pinchazos y descabello (silencio).

JIMÉNEZ FORTES, de azul celeste y oro. Media estocada atravesada (silencio). En el sexto, estocada (silencio).


Suerte de varas: fue nula apenas se pudo ver, solo un par de astados cumplieron en el primer puyazo y los del castoreño realizaron la suerte, con puyazos mal colocados, traseros y caídos. Ningún torero de plata destacó ni en la brega ni en banderillas.

El presidente: Don Julio Martínez Moreno estuvo mal, aprobando toros por la mañana, debía de haber echado para atrás más toros en los corrales, ya que no tenían que haber pasado el reconocimiento y que hubieran realizado su vuelta otra vez tierras gaditanas y no tener que aguantar un lote mal presentado y sin ninguna casta. Mal Don Julio Martínez durante la lidia, debería haber mandado a corrales un par de inválidos más.


Tarde para olvidar, provocado por unos toros faltos de fuerza, casta y movilidad. Carne de matadero. Segundo plato de Jandillas de esta isidrada, que nos dejo “jartos” de este hierro para varios años. Inválidos y mal presentados los novillos del hierro gaditano. Demasiado aguantó el público en tarde desapacible, con un ganado manso y descastado. La terna se estrelló con estos animalitos tan tiernos. La tarde más insoportable de lo que llevamos de feria.

El primero de la tarde con el hierro de Jandilla, Nº 25, Halcón, negro mulato, 509, 12/08, toro descastado que cumple en varas, saliendo de la suerte tardo y con la cara alta. El torero granadino estuvo mal con los rehiletes, dos pares a toro pasado. El Jandilla se quedó sin fuerzas y blandeó en el último tercio. El Fandi estuvo despejado, no le quiso ver. El cuarto de El Fandi tenía el hierro de las Ramblas Nº 2, cuyo nombre era Dromedario, castaño, 525, 4/09, falto de remate en los cuartos traseros. El astado tuvo poco fondo, solo aguantó los lances de recibo, llevó al toro galleando al caballo, cumpliendo en la primera vara, igualmente cumple el Fandi en el tercio de banderillas en un par de pares cambiándole el terreno. Empezó la faena de rodillas en los medios hundiéndose el toro y el torero.

Daniel Luque, tuvo que verse las caras con un 2ºbis, del Torreón Nº 922, Leoncillo, negro mulato, 525, 6/08, ya que al que le correspondía en suerte de Las Ramblas le mandaron para corrales, por inválido. El de Gerena sólo pudo hacer una faena a media altura, de enfermero para mantenerlo en pie a este descastado ejemplar de El Torreón, flojo y manso. Con su segundo, 5º de la tarde con el Nº 71, Sahori, negro, 525, 9/07, un toro inválido, sin fuerza, que se queda corto y se defiende en su embestida, Luque está vulgar y desconfiado, no se acopla y se lo quita de en medio.

A Jiménez Fortes le toco en suerte, Nº 112, Guardés, negro mulato chorreado bragado meano, de 521kilos, 1/09, toro que cumple en la primera vara y la segunda vara es un simulacro. El malagueño realiza un quite por Tafalleras vistoso cuando el toro tenía una embestida clara y con calidad, pero Fortes con la muleta está flojo, no puntúa con el manso de media arrancada, que muy pronto se queda parado y refugiado en tablas. El segundo de su lote con el Nº 33, Silencioso, negro mulato listón, 520, 1/09, protestado de salida, poco pudo hacer el malagueño, que en los primeros compases de la lidia se quedo parado como un marmolillo, fue breve y lo despachó con una estocada.

 

Comparte esta publicación

Te Recomendamos