Sin ser buena tampoco fue la peor

Ampliar Portada

20 Marzo 2011 | Escrito por Alberto Herrero | Fotografías de Constante

Novillada con picadores. Novillada Picada. Con tiempo primaveral, soleado y con agradable temperatura se han lidiado seis novillos de la ganadería salmantina de “Hermanos Sánchez Herrero”, encaste Domecq –vía Aldeanueva-, que ha tomado antigüedad. Novillada bien presentada en general, sobre todo la segunda parte y sobresaliendo los corridos en quinto y sexto lugar. Manso, distraído pero dejándose en la muleta el primero, flojo y aborregado el segundo, descastado y soso el tercero, nobles cuarto y sexto y encastado el quinto.


Patrick Oliver: Dos pinchazos caídos, estocada caída, -aviso- y un descabello –silencio-. Media estocada caída –silencio-.

Cristian Escribano: (Verde y oro): Cuatro pinchazos, resultando cogido en el segundo de ellos y estocada –saludos-. Cuatro pinchazos y un descabello –ovación en la despedida-.

Damián Castaño: (Blanco y plata): Estocada a toro arrancado defectuosa y un descabello –silencio-.Media en el brazuelo, pinchazo, estocada caída y un descabello –silencio-.


Presidencia: Presidió D. Trinidad López- Pastor Expósito. Debió devolver a corrales al lidiado en segundo lugar, un animalito sin fuerzas y con un trote que más que imponer respeto, infligía lástima.

Tercio de varas y cuadrillas: Nada positivo a destacar en los tercios de varas como viene siendo habitual. Ha sido penoso presenciar una vez más cómo sale la acorazada de picar a cumplir con un mero trámite que parece no interesar a nadie. Desorden total en la lidia, novillos tomando puyazos en cualquier tendido de la plaza y puyazos marcados en el pico de la paletilla es lo que hemos apreciado durante toda la tarde. Qué pena.

Entre las cuadrillas de a pie destacó Francisco Javier Morera pareando al cuarto de la tarde.

Parte médico: Cristian Escribano fue atendido en la enfermería de la plaza tras la lidia del segundo novillo por “herida de asta de toro en el tercio medio cara anterior del muslo derecho con una trayectoria ascendente de 15 cm que interesa piel y tejido celular subcutáneo. Pronóstico leve salvo complicaciones que no le impide continuar la lidia”.

Otros: 1/5 de entrada. Se guardó un minuto de silencio en recuerdo de las víctimas provocadas por el terremoto y posterior tsunami acaecido en Japón.
 


Nueva ganadería en Madrid. Hoy se ha presentado, y por tanto ha tomado antigüedad, el hierro de los Hermanos Sánchez Herrero. Esta fecha va a quedar marcada para siempre en la historia de la ganadería pero no tanto en el recuerdo de los aficionados. Al final la cosa no ha acabado de rematarse.

Bien es verdad que hay que destacar la presentación de toda la novillada. Es lo mínimo que se debe exigir a un ganadero que lidia en Madrid y mucho más si es en su primera comparecencia. Novillos largos como un tren la mayoría, musculados y bien armados y casi todos a punto de cumplir los cuatro años. Cinco de ellos concretamente, de haberse lidiado dentro de diez días podrían haber formado parte de una corrida de toros. ¿Recuerdan ustedes las veces que se ha cantado el “cumpleaños feliz” a un toro generalmente lidiado por alguna figurita? Pues a parte de esos diez días de diferencia, los de esta tarde han presentado mayor trapío que muchos a los que me refiero. Así está esto…

Por lo demás, pues han desarrollado un juego variado y podemos decir que han pasado el examen general con un aprobadillo raspado. Ante ellos una terna de jóvenes donde Cristian Escribano ha realizado lo más destacable del festejo. Quizás de los tres, al que se le puede augurar cierto futuro en esto. Tras haber sido cogido de fea manera entrando a matar a su primero, pasó por su propio pie a la enfermería con la sangre manando de su muslo y deslizándose por toda la taleguilla. Todo hacía presagiar que entraría en quirófano y ahí terminaría su tarde pero no fue así, y tras correrse el turno salió a lidiar el que hizo sexto en un gesto del que quiere ser alguien en esto, sin duda. Con el que le había herido poco hubo que destacar pues fue un animalito inválido, aborregado y sin posibilidades. Sin embargo, tras la visita a la enfermería nos deleitó con alguna verónica y una media de cartel en el saludo al galán que cerró la tarde. El quite por chicuelinas con un estilo muy personal también estuvo cerrado por otra gran media dejando constancia de un manejo de la capa más que aceptable. Con la muleta, el trasteo fue de más a menos donde destacó un comienzo de faena muy torero y los remates que cerraban las tandas. En definitiva una tarde importante para el muchacho que esperemos le sirva para ir creciendo en el futuro. Han quedado ganas de volver a verle.

Menos afortunadas fueron las intervenciones de sus compañeros de cartel. El francés Patrick Oliver denota que su espejo es su compatriota Castella. Algún natural bastante entonado recetó al mansito que abrió plaza, un novillo que se dejó en la muleta, y mucho. Pero con la diestra se empeñó en acortar distancias, amontonar pases y enganchones haciendo que toda su labor quedara diluida. Con el cuarto, otro animal con posibilidades para el toreo moderno como suele decirse ahora, su trasteo adoleció de falta de temple y escaso recorrido en los muletazos. Sus labores fueron silenciadas.

Y cerraba el cartel Damián Castaño novillero salmantino que se ha encontrado con el novillo más interesante del festejo. Fue el quinto, un señor toro con una presentación imponente y que derrochó casta desde su salida, donde ya puso en apuros a su matador, y la mantuvo hasta que fue arrastrado entre aplausos de los pocos asistentes. Fue lidiado de manera deplorable todo hay que decirlo, y picado alevosamente por Javier Martín, a pesar de lo cual respondió el animal en la faena de muleta instrumentada toda ella con falta de mando por parte de Castaño y acumulando pases de lo más vulgar. En el tercero, más soso y descastado todo había resultado anodino e insustancial.

 

Comparte esta publicación

Te Recomendamos