Tarde vacía de contenido

Ampliar Portada

09 Octubre 2011 | Escrito por Mario de los Reyes Muñoz. | Fotografías de Constante

Novillada con picadores. Seis novillos de Mari Carmen Camacho (fueron sustituidos los de Apolinar Soriano inicialmente anunciados). Aseados de presencia. De juego: 1º) descastado, en el caballo no se empleó, en la muleta el animal tampoco rompió en ningún momento, descastado y desrazado, mugía mucho, sin clase, tirando la cara alta y quedándose corto en su recorrido; 2º) descastado, en el caballo no se empleó en ningún momento, en la muleta el animal fue muy descastado y desrazado, iba con la cara a media altura, quedándose corto en su recorrido y sin colaborar en ningún momento; 3º) en el caballo no terminó de romper, en la muleta el animal se movió un poco más que los dos primeros, le faltaba un pelín más de clase, pues cuando tocaba la muleta tendía a tirar el derrote por las nubes; 4º) otro animal muy descastado y desrazado, demasiado parado y sin colaborar en ningún momento, aparte de muy deslucido por la falta de fuerzas; 5º) otro más bastante descastado y desrazado, sin clase ni ningún tipo de opciones para el lucimiento; 6º) un animal que se arrancó con mucha fuerza a los tres puyazos fuertes que recibió y que en la faena de muleta, en las primeras series por el pitón derecho, parecía tener cierta movilidad y posibilidades, pero se terminó parando mucho, acusando los tres encuentros con los del castoreño.


Daniel Morales: (nuevo en esta plaza) (blanco y oro, corbata azul): saludos con aviso y silencio.

Cayetano García: (nuevo en esta plaza) (azul celeste y oro, corbata roja): silencio con aviso y silencio.

Raúl Rivera: (sustituye a Damián Castaño) (blanco y oro): saludos y saludos con aviso.


Presidente: don Julio Martínez Moreno. Algunos animales con justeza de fuerza en los primeros tercios debieron haber sido devueltos a los chiqueros. Estuvo bien en no atender nunca peticiones de trofeo paupérrimas de los paisanos de los novilleros.

Tercio de varas: a los animales por regla general se les dio muy poco por los del castoreño, mal de colocación los puyazos y livianos por la justeza de fuerza de alguno de los novillos. Al que más se le dio fue al sexto, tres puyazos, algo muy excesivo aunque el animal arreó muchísimo en el peto.

Público: Tarde soleada y muy agradable, no parecía una tarde del mes de octubre. Un cuarto de plaza en los tendidos.


En la tarde de hoy hemos vivido un auténtico sopor en Las Ventas. Todos los que hoy hemos asistido al coso madrileño casi hablábamos más de la brutal cornada recibida por Juan José Padilla el viernes en la plaza de toros de Zaragoza (¡Fuerza Padilla!) que del sopor de novillada que hemos tenido que aguantar en la tarde de hoy. La corrida inicial de Apolinar Soriano fue sustituida el pasado jueves por una de Mari Carmen Camacho, que ya se podría haber quedado en el campo, porque el juego que ha dado ha sido totalmente insípido. Ha brillado por encima de todo el descastamiento, la falta de raza y entrega, los animales iban y venían, pero estaban totalmente vacíos por dentro, sin colaborar en ningún momento para el lucimiento de los tres espadas. Aparte, con el novillo que teníamos un pelín mas de esperanzas, por el juego dado en las tres varas fortísimas que recibió, el sexto, en la faena de muleta a pesar de tener unas primeras series aceptables por el pitón derecho se terminó parando totalmente, acusando muchísimo el castigo recibido en varas. Con respecto a los novilleros, verdaderamente había pocas esperanzas. Sobre todo después de que se cayera del cartel Damián Castaño por una lesión en la mano y que había dejado algunos detallitos ya en esta plaza, especialmente el año pasado en la feria del mes de julio y en la novillada de la feria de otoño. Pero le fue imposible acudir hoy al coso venteño a pesar de haber toreado el jueves pasado en Zaragoza.

Respecto a los tres chavales que hicieron el paseíllo, había dos que se presentaban hoy en Las Ventas. Daniel Morales, de Higuera de la Serena (Badajoz), ante su primero dio síntomas de no estar nunca confiado, siempre con la muleta retrasada, a media altura, sin obligarle en ningún momento por abajo y siempre andando en la cara del novillo, sin quedarse nunca quieto. Ante el cuarto de la tarde personalmente debo decir que tuvo muy pocas opciones ante un animal muy deslucido y parado, sin colaborar en ningún momento para el lucimiento. El público le pidió acertadamente que no se diera coba ante ese animal y lo matara rápidamente.

El segundo que se presentaba en Madrid era el valenciano Cayetano García. Su primero no colaboró y el novillero también se puso muy al hilo del pitón y le faltó un poco más de firmeza y mando para poderle a su oponente. En el quinto de la tarde tampoco se le vieron las ideas muy claras y estuvo algo desbordado.

El novillero que mas esperanzó a los tendidos, aunque sin terminar de convencer, fue el que más ha toreado de los tres y el único que lo había hecho ya en Madrid. En sus dos novillos, el toledano Raúl Rivera calentó a la gente con los garapullos. En su primero, desde nuestro humilde punto de vista, le faltó luego tener un pelín más de mando y poder para aprovechar al animal que tenía delante y además se metió demasiado pronto entre los pitones, ahogando a su oponente, al que debió darle mas distancia. Con el sexto de la tarde pudo haber hecho algo más en las primeras series por el derecho, lo llevó muy al hilo del pitón, fuera de sitio y sin someterlo nunca y luego la res se paró mucho.

Pero lo mejor llego cuando cayó atronado el sexto novillo de la tarde, cuando pudimos abandonar nuestras localidades para continuar nuestra habitual tertulia en la Puerta Grande y seguir hablando sobre todo de la cornada de Padilla en Zaragoza ¡Fuerza Padilla! (#fuerzaPadilla)

 

Comparte esta publicación

Te Recomendamos