Tarde vacia por dentro y por fuera

Ampliar Portada

16 de mayo 2013 | Escrito por Juan José Matute | Fotografías de Constante

Octava corrida de toros del abono isidril en el que se lidiaron 6 toros de Juan Pedro Domecq, mal presentados, alguno de ellos anovillados, ganadería que encanta a las figuras del toreo moderno y que no gusta nada al aficionado de verdad.

Primer toro: Odioso, nº 70. 553 kg, manso, flojo y muy soso, recibe un primer puyazo bajo y contrario, donde el animalillo sale doblando las manos y otros dos encontronazos con el caballo sin picar. Algunos pitos.

Segundo toro: Deriva nº 81 de 514 kg, mal presentado, muy flojo y sosote, que cumplió en el primer picotazo trasero, sale suelto y se dio una vuelta por la plaza haciéndose el tonto y otro segundo picotazo caído y trasero. Silencio.

Tercer toro: Cotorra nº 128 y de 538 kg muy flojo, descastado, un novillete impresentable para la primera plaza del mundo. Recibió dos picotazos sin emplearse. Pitos.

Cuarto toro: Humera, nº 117 y de 584 kg manso y con genio, recibió un puyazo en la paletilla y un segundo castigo donde el torillo hace amago de empujar con un solo pitón. Silencio.

Quinto toro: Venablo, nº 185 de 519 kg., otro novillete típico de las figuras, recibió dos arañazos sin más. Silencio.

Sexto toro: Engañoso nº 59 de 509 kg., manso, recibió un primer picotazo en el caballo que hacía puerta y en una segunda entrada otro picotazo, a menos el toro. Silencio.


MORANTE DE LA PUEBLA: Dos pinchazos sin soltar y estocada casi entera atravesada y un descabello. Leves pitos. Dos pinchazos hondos y dos descabellos, Bronca.

JOSE MARIA MANZANARES: Bajonazo sin soltar, dos pinchazos y dos descabellos, un aviso, división de opiniones. Estocada casi entera caída ovación con saludos.

JIMÉNEZ FORTES: (confirmación de alternativa). Media contraria tendida, pinchazo bajo y estocada casi entera, un pelín caída, un aviso, leves palmas. Pinchazo hondo, media perpendicular y un descabello, un aviso, ovación con saludos.


Presidió: Don Manuel Muñoz Infante. Mal por aprobar algunos de los novilletes que saltaron al ruedo, ya que no se corresponden con la categoría de la plaza.

Tercio de varas:
no existió,simulacro toda la tarde.

Cuadrillas: saludó Juan José Trujillo, tras banderillear al quinto toro.

Otros: Se guardó un minuto de silencio en el 93º aniversario de la muerte de José Gómez Ortega “Joselito el Gallo”. Jiménez Fortes confirmó con Odioso nº 70 de 553 kg., nacido en diciembre de 2008 y melocotón de capa. Aparecieron algunas pancartas de protesta contra la empresa y los toros en el tendido 7. Lleno de no hay billetes en tarde fresquita, donde molestó bastante el viento.


Primera de las tardes que tiene anunciada el diestro de la Puebla en Las Ventas. Ante un primer torillo que se quedaba muy corto, lo que ya cantó desde la brega en el tercio de banderillas, comenzó con la diestra con dos primeras series, donde lo más destacable fueron sus enganchones, se lo cambió a la zurda y más de lo mismo. Como aquello no cogía altos vuelos y él no se encontraba a gusto tiró por la calle del medio, cosa que yo agradezco. En el segundo de su lote comenzó doblándose por debajo y alguna que otra intentona de derechazos y más de lo mismo; la gente se empezó a impacientar con música de viento y bronca en el tendido, se fue a por la espada y todo acabó al terminar de enfurecer al público.

José María Manzanares también hacía su primer paseíllo en la feria y se encontró con un primer torillo impropio de Madrid, dando comienzo a su faena a este Cotorra de nombre, donde el animal se mostró noblote en dos series con la mano derecha, acompañando la embestida en todo momento, metiéndole el pico y lanzándole para las afueras y los fans a jalearle. Señores, esto no es el toreo. Sólo cabe destacar un trincherazo al final. En el segundo de su lote, el alicantino comenzó en terrenos de afuera con muletazos en redondo, donde nunca le bajó la mano. A mí, sinceramente, no me caló nada de su estética, plasticidad o como lo quieran llamar, pero de torear nada.

El confirmante Jiménez Fortes, esperado con expectación en el primero de los suyos, comenzó con unos estatuarios, donde no se movió ni una milésima, siguió por series por la derecha, un poco despegado. Y fuera tal vez por la quietud que trataba de impregnar, se echó la muleta a la mano izquierda, dándole dos series templadas y de buen gusto, pero tan sólo fue un espejismo, tirando al final del encimismo y el arrimón, donde sólo se producían enganchones y trapazos. En el que cerraba el festejo, comenzó la faena con una serie con la mano derecha y ahí se quedó todo, algún que otro intento pero aquello no fraguó Mientras tanto, la gente empezó a huir de la plaza como alma que lleva el diablo y así terminó una corrida vacía y fría, como el anochecer de este día de mayo.

Comparte esta publicación

Te Recomendamos