Tertulia con Dña. Mª José Sánchez Majeroni, Castillejo de Huebra

Ampliar Portada

Invitados: D. María José Sánchez Majeroni y Fernando de Patrocinio

A Juanjo Matute, en estos momentos tan delicados.

En esta ocasión tampoco la fiesta quedó al descubierto, La Asociación se vio de nuevo arropada por la asistencia de un grupo de aficionados que la sienten de verdad. Fue una tertulia muy jugosa y los invitados pusieron el listón muy alto. En esta ocasión todos los presentes íbamos en la misma dirección, y tanto la ganadera María José Sánchez Majeroni y su esposo, Fernando de Patrocinio, propietarios de la ganadería de Castillejo de Huebra, demostraron su afición a través de sus comentarios y también su disgusto por el trato recibido por los taurinos. Sienten la fiesta y luchan tratando de hacerse un hueco en ella, ofreciendo la verdad que da la casta, la bravura, la nobleza y también la mansedumbre, cuando aparece, pero al parecer en ese mundo donde “Los Quiques, José Marías, Miguel Ángel” José Antonios”, no les ofrecen la cabida que deben tener unos ganaderos que buscan que sus toros causen miedo al miedo, desechando de su dehesa el “tonrito”

De la presentación y del recorrido de la historia de la ganadería de Castillejo de Huebra, se encargaron nuestro presidente, Roberto García Yuste y el socio erudito en encastes, Gonzalo, que dio una vez más una lección sobre sus antecedentes, donde el padre de la ganadera, José María Sánchez, apostó por el encaste “Murube” entre los que poseía la familia., donde lucían los “Santacolomas” de Terrubias y algo de Atanasio Fernández. Los Murubes provenían de Félix Cameno en la línea de Antonio Urquijo adquiridos a los Hermanos Lozano.

Tomó la palabra la ganadera que al alimón con su esposo fueron desgranando sus opiniones, agradeciendo el llenazo de la sala y exponiendo que Juan Sánchez y Lorenzo Sánchez, precursores de la prolija familia Sánchez Cobaleda, lidiaron en Madrid en el siglo XVIII. Su antecedente Arturo Sánchez Cobaleda compró ganado de Vega Villar. De la rama materna recibieron 3 hierros más el que aportó su difunto padre. En el año 1.986, compraron parte del ganado de Terrubias.de donde procedía el encaste Santa Coloma a través de Martínez Elizondo. La compra de “Murubes” a los Hermanos Lozano se herró como Castillejo de Huebra. Es un ganado que humilla pero está en terreno de nadie debido a que los rejoneadores se decantaron por este encaste. En el año 2019 debutaron en Francia con una corrida de toros, pero se lamenta el esfuerzo que les está costando abrirse camino en este mundillo.

Este encaste en la actualidad es el gran desconocido. A través de novilladas están dejando su sello ganadero, pero su propósito fundamental es lidiar en corridas a pie. Para este año tiene 75 toros, tirando con dardos envenenados sobre la repetición de ganaderías en ferias importantes, solicitando con ello oportunidades para todos los ganaderos, añadiendo que existen algunas que tienen 1000 vacas de vientre y eso es muy difícil de controlar. En la selección exige que humillen y que la nota en el caballo sea superior. En este aspecto la lucha es constante y nunca se cumple que 2 más 2 sean cuatro. Los toros son remisos a embestir por bajo y también hay mucho engaño de los ganaderos en la selección con el picador. Respecto al bajón que dio este encaste, se debe a que las figuras tienen preferencias por toros con más movilidad pero menos entrega y el toro de Murube es un animal hondo y que impone mucho respeto pero en otros tiempos las figuras no le hacían ascos a ninguna ganadería, pero ahora…

Expone un aficionado que los toreros son las persona más desagradecidos que existen en este mundillo, no se puede esperar nada de ellos. Recuerda al toro Lanzaquema, de Félix Cameno lidiado en el año 1.983 por el desaparecido José Cubero, Yiyo. Mató a un caballo y fue la viva estampa del miedo. En 1.981, otro encierro de este ganadero puso en jaque a los toreros banderilleros. Preguntó el aficionado si no queda nada de aquel Lanzaquemas. La respuesta fue que en la selección de la bravura, siempre sale algún barrabás como el mencionado Lanzaquemas. Si hoy saliera uno como él habría que vender la ganadería a McDonald`s. Sobre el desagradecimiento de los toreros, menciona al padre de la familia Matilla, que ayudó a muchos toreros y ninguno fue a su entierro. Sobre el encaste Murube y las corridas de rejones, el torero Pedro Moya, Niño de la Capea dijo: “que con este encaste no consigue ser ganadero de toreros”. En la actualidad tienen el ganado entre Salamanca y Extremadura.

Respecto a su vuelta a lidiar en Madrid, han existido sus contradicciones. Primero querían contratarlos para la próxima temporada, pero después le negaron su regreso. En las preferencias sobre los novillos lidiados en las Ventas hicieron un recuento de sus gustos, destacando a Garbosillo y algunos más, añadiendo que cada animal tiene su atractivo, Narró la incidencia producida en el año 2.016, donde le rechazaron la novillada sin justificación aparente. El mayoral las pasó muy mal. Otro contertulio defendió la variedad de encastes añadiendo que los aficionados conocemos los comportamientos de los animales a través de la experiencia, preguntando si existen criterios distintos para la selección del ganado para rejones o para la lidia a pie. La respuesta fue que la selección es la misma, ya que se selecciona la bravura, Sobre la corrida de rejones añadió el ganadero que se lucen los caballos, y que los toros ocupan un segundo plano. Motivado en parte porque es un público distinto, añado.

Sobre el refrescamiento del encaste Murube, comentó que los Hermanos Lozano se quedaron con un punta de ganado cuando su padre realizó la compra. Otras ganaderías les han solicitado sementales para refrescar y también desde América. Ellos actualmente no tienen problemas, pero en caso de necesidad lo harían con Murube. Sobre la desaparición de muchas ganaderías de encastes emblemáticos, las causas son las divisiones familiares y la consanguinidad. Respecto a la diferencia de las corridas de rejones o a pie, en estas últimas se valora más al toro, pero los rejones son más rentables ya que son menos exigentes y valen todos los toros. Sobre el ejercicio sometido a los animales, hay que hacerlo con criterio. De las fundas expusieron que cada ganadería es un mundo, y que el toro pierde las distancias, el ganadero aportó que depende del tiempo que estén enfundadas las astas. Sobre los criterios de selección, primero analizan las reatas, y por último las tientas. El animal que pasa estas pruebas se torea, y si su resultado es satisfactorio, se le añade un pequeño grupo de hembras, si el resultado vuelve a ser positivo, se le aumenta el grupo de vacas. Los toreros que tientan en su casa procuran que sean de corte variado y suelen dar oportunidades a toreros noveles. En la tienta de machos exigen que el torero sea valiente, ya que torear con una rama es muy difícil.

Sobre los indultos, actualmente se considera un premio al torero y no al toro. Hay que ser muy serios en ese aspecto y no llevar a cabo ejemplos como el del ganadero Daniel Ruiz que incita al público para que pidan los indultos de sus toros. La ganadería de. Gabriel Rojas es el más indultos ha cosechado. Respecto a la desaparición del ganado de Terrubias, el motivo fue que sufrió una disminución importante por enfermedad y se vieron obligados a eliminarlo. Si tienen corridas para plazas próximas a Madrid, no llegó a definirse el ganadero.

Con este intercambio de preguntas y respuestas, terminó la tertulia no sin pesar para los presentes, ya que dada la elocuencia de los ganaderos y el contenido de sus respuestas, nadie llegó a sentir el paso del tiempo.

Gracias ganadera/ganadero por querer compartir su sapiencia con estos humildes aficionados

Pepeíllo. Miembro de La Asociación el Toro de Madrid.

Haga clic encima de cada imagen para poder ampliarla.

Comparte esta publicación

Te Recomendamos