¡Vergonzoso!

Ampliar Portada

05 Julio 2009 | Escrito por José Ricardo Carrasco Muñoz

Primera de las denominadas “novilladas nocturnas”. Movimiento de corrales, hasta diez novillos salieron para conseguir “mantener en pie” a duras penas, a seis de ellos. La ganadería anunciada, pertenecía a D. Fernando Peña.

Así quedó el orden de los novillos.
1º Sobrero de Antonio López Gibaja. Nº 19, Hortelano, castaño, 485, 12/05. Silencio.

2º Fernando Peña. Nº 248, Celoso, negro, 524, 4/06. Silencio.

3º Fernando Peña. Nº 92, Correcolinas, negro, 532, 2/06. Silencio.

4º Fernando Peña. Nº118, Laberinto, negro, 538, 9/05. Silencio.

5º Sobrero de Hatoblanco, Nº 23, Cartero, negro, 531, 3/06. Silencio.

6º Sobrero de Hatoblanco, Nº 17, Latoso, negro, 520, 2/06. Silencio.

Los corridos en cuarto, quinto y sexto lugar, pudieron valer pero los actuantes no vieron las pocas cualidades de los novillos.


Pérez Valcárce: de Grana y Oro. Saludos y silencio. (Se presentó en esta plaza).

Juan Carlos Cabello: de Añil y Oro. Saludos y aviso. Saludos.

José Miguel Navarro: de Azul Marino y Oro. Silencio y aviso. Vuelta y aviso.


Presidencia: D. Manuel Muñoz Infante, que se atrevió a desechar cuatro de los novillos. Alguno de ellos tardó en devolverlo, pero en línea general estuvo bien. Acertado en no conceder la oreja en el sexto.

Destacar al torero de plata David Adalid, que se descubrió en banderillas en el tercero y efectuó una buena lidia en el sexto.


Vergonzoso lo acontecido otra vez más, en la plaza de toros de Las Ventas de Madrid. Vergonzoso, el comportamiento otra vez más de esta empresa que no quiere mirar más allá, de lo que les dice el bolsillo y la sinrazón, que no les importa reírse de los aficionados y de los que no lo son (pero todos pagan), de lo que opinen los espectadores que lo puedan ver por TV y de todas las que personas que tengan aunque sea solo un pequeño interés por la Fiesta de los toros. Esta empresa; recuerdo, tiene el beneplácito de los políticos de la Comunidad de Madrid, estos políticos relacionados con este asunto, les permiten el “vale todo” y se ríen al unísono de todos los citados. Mis recuerdos para los veedores de la empresa, a los que también les “vale todo”. ¿Se verán obligados, o es que los aplausos a los mansos es lo que da el prestigio? La crisis, no tiene nada que ver con estos sucesos. La avaricia y el “enchufismo” si.

¿Y de ciertos ganaderos?; a este paso, venderán en los rastrillos sus toros como cualquier “mantero”. A empresas como esta, la sensación es que ya lo hacen.

En cuanto a los novilleros, poco que comentar. Pérez, nada en el primero, en el cuarto no le dio los terrenos que el novillo le pedía y no lo supo entender. Juan Carlos Cabello, se “asomó” un poquito con el capote y la muleta, puso ganas en ambos. Su primero empezó viniendo de lejos, pero se le acabó demasiado pronto. El quinto fue muy mal lidiado y dio peor resultado de lo que podía haber sido. Navarro, en el tercero solo ganas para rematar siempre por arriba con las dos manos, lo cerraba en tablas en contra del novillo y no hubo acoplamiento. En el sexto más de lo mismo, mejor novillo y el novillero con los mismos defectos que en tercero. Vuelta por su cuenta. En eso sí estuvo “muy vivo” en cuanto que escuchó la petición de sus vecinos y con la negativa del trofeo no se cortó para dar la vuelta al ruedo.

Comentar, que el picador de Juan Carlos Cabello llamado Francisco Tapia, por decirle que había que picar delantero contesto que bajara quien se lo dijo. Malos profesionales como este, ayudan a toda la mala gente que existe en este “mundo del taurineo” a que todo valla peor. Si tuviéramos que bajar los que pagamos, seguramente estos malos profesionales se irían al paro. (Entre otras, porque ellos no pagarían por esto pues no son aficionados).

Otro día de desesperación y rabia ante los acontecimientos vividos en esta plaza, que de seguir así; de la 1ª del mundo, pasará a ser la 1ª en la desesperación y la desgracia para esta Fiesta. Ya nos ha dicho Taurodelta que pedirá la prorroga a la que tienen derecho. Y nos ha dicho el “Mal consejo para Asuntos Taurinos que no hay inconveniente para concedérsela.

Podemos ir preparándonos. ¡Que Dios nos “pille” confesados!

 

Comparte esta publicación

Te Recomendamos