¿Y los novilleros?

Ampliar Portada

24 Mayo 2010 | Escrito por Javier Salamanca | Fotografías de Constante

Novillada con picadores. Con tres cuartos de plaza, se han lidiado 6 novillos de “Guadaira” desiguales de presentación, alguno justito para Madrid, 3º y 4º ovacionados en el arrastre. Nombre de los novillos:”Fandango”, ”Organillero”, ”Relamido”, ”Periodista”, ”Inspector” y “Fugado” .


ARTURO SALDIVAR: silencio y palmas.

LUIS MIGUEL CASARES: silencio en ambos.

CRISTIAN ESCRIBANO: silencio tras aviso en ambos.


Tercio de varas: : Israel de Pedro picó bien en el 3º, algo es algo.

Presidencia: : Trinidad López –Pastor Expósito, sin problemas.
 


La ganadería de “Guadaira” nunca deja indiferente a nadie, la regularidad año tras año hace que sea fija en el serial madrileño.Pero que decir de los novilleros, los aspirantes a figuras, viendo como están dan ganas de cerrar las escuelas taurinas, fotocopias de sus compañeros del escalafón superior, pesados y pegapases sin gracia ninguna, mal panorama si la cantera esta como esta.

ARTURO SALDIVAR, un mexicano valiente, quizá no haya aún cogido el sitio tras la grave cornada sufrida el año pasado en tierras manchegas, se mostró decidido en su primero, pero no terminó de acoplarse, dio un sainete con el descabello y fue silenciado.

En su segundo, dio algún muletazo aislado a un buen novillo con cuajo de toro, pero estuvo por debajo de él que fue ovacionado en el arrastre, eso si podemos decir a su favor que estuvo variado con el capote como casi todos los toreros Mexicanos.

LUIS MIGUEL CASARES, se mostró torpe y falto de temple sobre todo en su primero, que como se dice ahora , se dejó, numerosos enganchones y cantidad de pases que nada dijeron, en ambos metió pico con descaro, ahora bien como tiene padrino, no le faltarán contratos, otra cosa es que haga caja o no.

CRISTIAN ESCRIBANO, madrileño , vino acompañado de muchos partidarios, pero ni con esas, desperdició a su primer novillo, que aunque pequeñito, transmitía.Desde el tendido le gritaron “se va sin torear”, ni caso, creo que fueron ocho o nueve tandas las que dio, ovación para el novillo y pitos para el muchacho, pero ya se hartará de cortar orejas por los pueblos.En el sexto, anduvo con dudas y si bien el novillo tenía guasa, no le dominó, algo que los novilleros actuales no hacen, solo pases y mas pases y cuando la cosa no es así, vienen las dudas y a correr o perder los trastos.

Los novillos del Señor Cañaveral siempre ofrecen algo, pero no siempre son aprovechados, madre mía el futuro que nos espera con estos novilleros.

 

Comparte esta publicación

Te Recomendamos